ULTIMAS NOTICIAS

DETROIT (EVH/AP) - El condado más grande de Michigan no puede revocar su certificación de resultados electorales, dijeron funcionarios el jueves después de que dos republicanos que aprobaron el resultado de los comicios quisieron volver a su postura inicial de negarse a reconocer el triunfo demócrata.

Dos observadores republicanos de las elecciones, Monica Palmer y William Hartmann, ldel condado de Wayne, dijeron votaron para certificar los resultados después de “horas de presión sostenida” y después de recibir promesas de que se investigarían sus preocupaciones sobre las elecciones.

“Merecemos algo mejor, pero lo que es más importante, el pueblo estadounidense merece algo mejor que ser forzado a aceptar un resultado logrado a través de la intimidación, el engaño y las amenazas de violencia”, dijeron en un comunicado el miércoles por la noche.

Los funcionarios estatales dijeron que se mantendrá la certificación de la votación del área de Detroit.

“No existe un mecanismo legal para que puedan rescindir su voto. Su trabajo está hecho y el siguiente paso en el proceso es que la Junta de Escrutinios Estatales se reúna y certifique”, dijo Tracy Wimmer, portavoz de la secretaria de estado de Michigan.

La junta estatal de cuatro miembros, que se espera se reúna el lunes, está dividida en dos demócratas y dos republicanos, la misma composición que la junta del condado de Wayne.

La campaña del presidente Donald Trump cree que el último cambio de actitud de Palmer y Hartmann es legítimo.

Palmer y Hartmann inicialmente votaron en contra de la certificación el martes, dejando a la Junta de Electores del Condado de Wayne estancada en 2-2 a lo largo de las líneas del partido. Palmer se quejó de que ciertos precintos de Detroit estaban desequilibrados, lo que significa que los libros de votos ausentes no coincidían con el número de votos emitidos.

La medida del Partido Republicano provocó una reprimenda inmediata del público.

En un comunicado, la pareja informó haber sido objeto de amenazas, y que informaron a la policía.

Biden aplastó a Trump en el condado de Wayne por un margen de más de 2-1 en su camino a ganar Michigan por 146.000 votos, según resultados no oficiales. Su victoria revirtió las ganancias de Trump en 2016 en el medio oeste industrial y puso al demócrata en el camino para lograr los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para ganar la Casa Blanca.

Los escrutadores del condado luego votaron nuevamente y certificaron los resultados, 4-0. Luego, el miércoles, Palmer y Hartmann firmaron declaraciones juradas diciendo que creen que el voto no debería ser certificado.

Jonathan Kinloch, un delegado demócrata, negó que hubieran amenazas durante la tormentosa reunión del martes por la noche cuando a la audiencia de Zoom se le permitió hablar después del empate 2-2 y antes de la votación unánime.

No ha habido evidencia de fraude electoral generalizado en Michigan ni en ningún otro estado. Los funcionarios federales y estatales de ambos partidos han declarado que las elecciones de 2020 son seguras y seguras. Pero Trump y sus aliados han pasado dos semanas planteando acusaciones falsas de fraude y negándose a ceder ante Biden.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Andrés Abreu, Ramón Peralta,. Lupe Montigny y Daniel Castro, comentan sobre las recientes elecciones.

FOTO NOTICIAS