ULTIMAS NOTICIAS

Biden mantiene esperanza de que vacunación derrotará al virus en USA antes de fin de año

PORTAGE, Michigan (EVH) - El presidente Joe Biden visitó el viernes una planta de vacunación contra el coronavirus de última generación en Michigan.

Si bien reconoce que el clima está "desacelerando la distribución" de la vacuna, Biden dijo en la planta de Pfizer en Michigan que cree que "nos acercaremos a la normalidad para fines de este año".

Las interrupciones causadas por las gélidas temperaturas, la nieve y el hielo han dejado a la Casa Blanca y los estados luchando por recuperar el terreno perdido, ya que los envíos de vacunas para tres días se retrasaron temporalmente. Incluso el viaje del presidente para ver la planta más grande de Pfizer se retrasó un día debido a una tormenta que afectó a la capital del país.

Antes del viaje, el asesor de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Andy Slavitt, dijo que el gobierno federal, los estados y los vacunadores locales tendrán que redoblar sus esfuerzos para ponerse al día después de las interrupciones. El revés se produce justo cuando la campaña de vacunación parecía estar a punto de acertar. Todas las dosis atrasadas deberían entregarse en los próximos días, dijo Slavitt, aún confiado en que el ritmo de las vacunas se recuperará.

Biden se ha fijado el objetivo de administrar 100 millones de tiros en los primeros 100 días de su administración, y dijo el viernes que todavía está en camino y es solo el comienzo. Continuó diciendo que para fines de julio su administración puede administrar 600 millones de dosis para los estadounidenses. Aún así, Biden advirtió que el calendario podría cambiar, citando los retrasos climáticos actuales y las preocupaciones sobre nuevas cepas del virus, así como la posibilidad de que las tasas de producción fluctúen.

"Creo que nos acercaremos a la normalidad a finales de este año", dijo. "Si Dios quiere, esta Navidad será diferente a la anterior, pero no puedo hacer ese compromiso contigo". Lanzando un golpe contra el expresidente Donald Trump, a quien no citó por su nombre, Biden permitió que la administración anterior guiara la aprobación de dos vacunas altamente efectivas. Pero "una cosa es tener una vacuna disponible, el problema era cómo llegar a los brazos de la gente".

La planta de Pfizer que visitó Biden, cerca de Kalamazoo, produce una de las dos inyecciones de COVID-19 aprobadas por el gobierno federal. Los retrasos relacionados con el clima han afectado la distribución de las vacunas Pfizer y Moderna. Al presentar a Biden antes del discurso, el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, calificó a su administración como "un gran aliado" y citó una serie de acciones que han ayudado a la empresa en su búsqueda de formas de aumentar la producción.

En un comunicado de prensa, la compañía dijo que ha estado enviando un promedio de 5 millones de dosis a la semana en los Estados Unidos y espera más del doble para fines de marzo. Biden caminó por un área de la planta llamada "granja de congeladores", que alberga unos 350 congeladores ultrafríos, cada uno capaz de almacenar 360.000 dosis de la vacuna Pfizer-BioNtech. Con doble máscara, el presidente se detuvo a hablar con algunos de los trabajadores. La escena contrastaba fuertemente con el ambiente en gran parte del país, donde el progreso estaba estancado. El mal tiempo obligó a muchos lugares de inyección a cerrar temporalmente, desde Texas hasta Nueva Inglaterra, y retrasó los envíos de las dosis necesarias.

(Con información de AP)


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevistas con El Vocero Hispano: Mitos de las vacunas contra el COVID-19

FOTO NOTICIAS