ULTIMAS NOTICIAS

Los 100 días reglamentarios

 

Hay una regla universal de la política que consiste en que los partidos de oposición dan una tregua de 100 días a los nuevos gobiernos, en los que no lo enfrentan para dejar que muestren lo que van a hacer y si lo van a hacer bien. También para que inicien sus labores sin la presión de los contrarios.

Esto no solo incluye a los partidos de oposición, sino también a los sindicatos y otras organizaciones civiles.

Cuando un partido o una organización civil no respeta esta regla consuetudinaria está mostrando que su interés en el bienestar social no es genuino porque está más guiado por el fanatismo que por el bienestar de la sociedad.

La comunidad hispana de los Estados Unidos tuvo un feroz enemigo como presidente, que fue Donald Trump.  Un hombre que inició su campaña para conseguir la nominación presidencial del Partido Republicano, proclamando que los responsables de los problemas de la nación son los inmigrantes a quienes acusó invadir el territorio de “América”, trayendo consigo el robo, las violaciones, los crímenes y el narcotráfico.

En su campaña como candidato presidencial prometió eliminar los programas sociales de la administración de Barack Obama como el plan de salud para proveer de seguro médico a los que no pueden pagarlo y el Daca, que tiene como objetivo proteger de la deportación a los jóvenes que fueron traídos al país por sus padres como indocumentados.  Prometió deportar a los millones de inmigrantes sin estatus que se estima que viven en el país y construir un muro bien alto para que nadie pueda entrar ilegalmente desde la frontera sur y aseguró que ese muro lo pagaría el gobierno de México.

Al llegar a la presidencia prohibió la entrada a Estados Unidos de personas procedentes de países musulmanes, ordenó la liquidación del DACA e instruyó a que se obligara a las agencias policiales a servir como agentes de inmigración para llevar a cabo su plan masivo de deportaciones.

Al llegar el final de su primer periodo de gobierno, el partido de oposición lleva a las urnas un candidato que en vez de deportar indocumentados promete darles un estatus legal en el país; que promete detener la construcción del muro fronterizo y proteger el programa de protección a los jóvenes del DACA.  También promete fortalecer el plan de salud del presidente Obama que el presidente Trump trató por todos los medios de abolir.

Ese candidato hoy es presidente y paradójicamente, algunas organizaciones hispanas en Estados Unidos, en vez de apoyar o por lo menos conceder la tregua al nuevo gobierno, emprenden una serie de ataques mordaces contra éste, diciendo que no confían en él y que en uno de sus gobiernos fue en los que mas deportaciones se hicieron.  Si esto último bien es cierto, también lo es que fue ese gobierno el que creó el DACA y el DAPA para dar estatus a los inmigrantes indocumentados.

El presidente Joe Biden en su primer día de gobierno revirtió las ordenes ejecutivas anti inmigrantes discriminatorias de Donald Trump.  Pero para colmo de los colmos, hay activistas hispanos que dicen que Trump era el menos malo.

Si nuestros dirigentes no son capaces de distinguir entre lo que nos perjudica y lo que nos favorece, no estamos bien protegidos.

Esperamos que los que sostienen esa actitud aberrada la corrijan porque la verdad es visible desde lejos y si ellos no la ven, el pueblo si.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Jornada de Vacunación

FOTO NOTICIAS