ULTIMAS NOTICIAS

Un legislador que ni Michigan ni el país se merecen

 

En un nublado 18 de mayo del 2020, en el Rosa Park Circle de Grand Rapids, ante una multitud mezclada entre banderas azules y las letras de TRUMP danzando junto a carteles que desplegaban toda clase de insultos contra la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, el flamante líder del senado estatal, el republicano Mike Shirkey, pronunciaba un discurso encendido en los que acusaba a la mandataria de exacerbar la pandemia del Covid para obtener beneficios políticos.

Entre las continuas interrupciones de aplausos, Shirkey denunciaba un intento “contra la libertad” y la disposición de él y los que le aplaudían de defenderla.

A su lado y a su espalda, como una escolta, las milicias exhibían sus poderosas armas de interminables cartuchos y plomos, tan letales, como para derribar un elefante de un solo disparo.  Estas armas son según sus portadores, la prueba de que “la libertad” tendrá quien la defienda.

Dos semanas después, el FBI informaba a los medios de comunicación nacionales del descubrimiento de planes macabros de grupos armados de secuestrar a la gobernadora e iniciar un enfrentamiento armado con la policía estatal.

Shirkey, fue severamente criticado por sus colegas legisladores por su acercamiento a los grupos armados y supremacistas blancos, a lo que hizo caso omiso y hasta de alguna forma justificó la intención de esas organizaciones.

Al ocurrir el pasado 6 de enero el asalto al Congreso de una turba de seguidores del presidente Donald Trump, quienes guiados por su líder intentaron impedir la certificación de los resultados de las elecciones de noviembre, Shirkey comentó que “los que irrumpieron en el Capitolio no eran seguidores de Trump” que se trataba de un truco de los demócratas “planificado con mucha antelación para perjudicar el nombre del mandatario”.

Al mismo tiempo, cuando fue cuestionado por periodistas sobre las últimas medidas contra el Covid de la gobernadora Whitmer, Shirkey respondió con un lenguaje grosero y poco educado que llamó la atención de sus propios colegas quienes le pidieron que se disculpara.

Mike Shirkey representa el distrito de Hillsdale, y áreas circundantes localizadas al sur de  Lansing.  Es una área muy rural y ultraconservadora.

Pero Shirkey mas que conservador ha demostrado no reunir las condiciones para el cargo que ocupa.  Algunos republicanos se preguntan ¿Es éste la clase de lideres que el partido necesita?

Después de la desastrosa administración de Donald Trump, en la que el extremismo de derecha se convirtió en pancarta de la organización y la división comenzó emerger a la superficie política, lo mejor que pueden hacer los líderes republicanos es buscar los puntos de equilibrio, para que el desprestigio de intentar dar un golpe de estado y destruir la mayor y mas importante institución de la estructura política americana que es el Congreso, no arrastren al GOP hacia los acantilados.

Representantes como Mike Shirkey es lo menos que necesita Michigan y el pueblo norteamericano.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevistas con El Vocero Hispano: Mitos de las vacunas contra el COVID-19

FOTO NOTICIAS