ULTIMAS NOTICIAS

Guatemala (Prensa Latina)- Poca preparación de los maestros para asumir una enseñanza en línea y mayores brechas en el aprendizaje de los estudiantes son hoy conclusiones preliminares del estudio Covid-19, la respuesta educativa en Guatemala.

Desde el 16 de marzo, las aulas cerraron por la Covid-19 y la continuidad de las clases, tanto para el sector privado como público, pasó por un cambio, para el cual uno de cada cuatro docentes afirmó no estar preparado, según el monitoreo de la Universidad del Valle.
Con experiencias de materiales online o libros digitales, los maestros de centros privados tuvieron menos complicaciones para dar el salto, pero en el caso de establecimientos públicos la falta de recursos tecnológicos impidió llegar a las clases a distancia.
Uno de cada tres entrevistados explicó que utiliza WhatsApp para trasladar a sus estudiantes el contenido, y otros trabajan con las guías de estudio que envía el Ministerio de Educación, las cuales imprimen y reparten a sus alumnos.
En la encuesta de la Universidad del Valle participaron cuatro mil 552 maestros, un 58,4 por ciento del sector público y la mitad de primaria, donde el impacto del cierre podría ser más a largo plazo, de acuerdo también con expertos en el tema.
Por la encuesta se sabe que, independientemente de la modalidad no presencial que se utilice, el enfoque está en asignaturas bases como Lectura, Matemática y Comunicación con perjuicio de otras áreas incluidas en el currículo Nacional Base, lo cual tiene sentido ante lo atípico del momento.
Jorge Andrés Gálvez Sobral, director del Centro de Investigaciones Educativas de la Universidad del Valle, considera que incluso para los alumnos de colegios privados habrá retrasos en el aprendizaje y a la larga en el rendimiento, pues aprenden menos contenido.
A la par, Verónica Spross, directora ejecutiva de Empresarios por la Educación, indica que no es lo mismo estudiar por guías en la casa que la interacción diaria, además de que quienes cuentan con tecnología pueden seguir a sus estudantes, pero no es el caso de todos, incluso en el privado.
A juicio de Gálvez, urge a nivel de país tener una perspectiva clara de cómo esta situación afectará el rendimiento de los alumnos para tomar medidas correctivas a partir del próximo ciclo escolar.
Si esto no se hace, lo que veremos seguramente será un rezago más grande del que ya tenemos, pues Guatemala está entre los últimos puestos del rendimiento académico de la región y del mundo, puntualizó.
La prueba internacional Pisa para el Desarrollo de 2018, que evaluó a estudiantes de países de ingresos medios y bajos en similares condiciones, reveló que solo tres de cada 10 jóvenes guatemaltecos lograron el nivel básico en Lectura, dos lo consiguieron en Ciencias y uno en Matemática.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Comentando Los hechos

FOTO NOTICIAS