ULTIMAS NOTICIAS

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Centenares de estudiantes y activistas políticos marcharon el domingo por el centro de la Ciudad de México para exigir a las autoridades que averigüen qué les sucedió a los 43 estudiantes de una escuela normalista desaparecidos en 2014.

La policía de la ciudad de Iguala en el estado de Guerrero, en el sur del país, entregó a los estudiantes a un grupo de narcotraficantes, que supuestamente los asesinaron y calcinaron sus cadáveres porque creyeron que trabajaban para una banda delictiva rival.

Los manifestantes, que portaban fotografías de los jóvenes, coreaban: “¿dónde están? También mostraban carteles y pancartas alusivas a ellos.

Pero siete años después de aquel secuestro colectivo de los alumnos de la Escuela Normal Rural de la localidad de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014, ha sido lenta la presentación de evidencia real sobre la suerte de los estudiantes.

Omar Gómez Trejo, el principal investigador del caso, dijo en la semana que los fragmentos óseos encontrados cerca de un basurero próximo a Iguala coinciden con tres de los 43 estudiantes.

Pero a diferencia de las investigaciones anteriores, ya desacreditadas porque presuntamente se torturó a sospechosos y hubo manipulación de pruebas, Gómez Trejo dijo que los restos de los estudiantes posiblemente fueron diseminados en diversos lugares y que no a todos se les calcinó en el basurero.

Los expertos forenses han rechazado las conclusiones alcanzadas durante el gobierno anterior de que casi todos los estudiantes fueron asesinados y calcinados en el basurero. Los expertos señalaron que no había evidencia de un fuego de grandes proporciones para haber quemado los 43 cadáveres en el lugar.

Gómez Trejo señaló que algunos fragmentos óseos fueron encontrados en un lugar a casi 800 metros (media milla) de distancia, y algunos no estaban quemados.

“Muchos de ellos no presentaban exposición al fuego, sino a la intemperie”, agregó.

En lugar de que se haya recurrido a un solo sitio y un solo método para deshacerse de los restos, Gómez Trejo señaló que testigos cooperantes, algunos de los cuales participaron en la eliminación de los cadáveres, han mencionado “varios costalillos en distintos tramos”.

Después de siete años de investigaciones en el caso, las autoridades mexicanas han encontrado decenas de fosas clandestinas y otros 184 cuerpos, pero únicamente han recuperado tres fragmentos óseos de los estudiantes desaparecidos.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Teresa Hendricks

Andrés Abreu habla con la abogada Teresa Hendricks sobre los trabajadores migrantes.

FOTO NOTICIAS