ULTIMAS NOTICIAS

LANSING, Michigan (EVH/AP) - La gobernadora Gretchen Whitmer extendió el lunes un cierre parcial de negocios y escuelas hasta el 20 de diciembre, rechazando los llamamientos de sectores empresariales y conservadores para levantar la prohibición de comer en restaurantes en interiores mientras el estado intenta detener una ola de nuevos casos de coronavirus.

La adición de 12 días permitirá al departamento de salud evaluar cómo los viajes de Acción de Gracias afectaron la propagación del COVID-19, dijo Whitmer, al anunciar la última estrategia del departamento de salud.

"Hemos avanzado durante esta pausa de tres semanas ... pero hay más trabajo que debemos hacer para protegernos unos a otros", dijo en una conferencia de prensa.

“Nuestro progreso es frágil y aún no podemos cejar”.

La instrucción individual en las escuelas secundarias y universidades, comer en restaurantes y deportes organizados seguirá estando prohibida, incluida la finalización de los torneos deportivos de otoño de la escuela secundaria. Los lugares de entretenimiento como los cines y las boleras permanecerán cerrados. Las reuniones residenciales en interiores están limitadas a 10 personas de dos hogares.

El director de salud estatal, Robert Gordon, dijo que quiere ver una caída en los casos nuevos, una tasa más baja de pruebas positivas y un aplanamiento o reducción en la cantidad de camas de hospital llenas de pacientes con COVID-19.

La prioridad será la reapertura de las escuelas secundarias y luego los negocios de entretenimiento donde la gente pueda usar máscaras como teatros y boleras si las concesiones están cerradas.

“Déjame ser claro: no hay fórmula. Estos números no capturan algunas cosas que importan, como la edad de las personas que se enferman o la combinación de pruebas que se miden ", dijo Gordon. “No le pide a su médico que juzgue su salud con una fórmula. No juzga el bienestar financiero de su familia con una fórmula. Las vidas de Michigan son demasiado importantes para usar una fórmula defectuosa ".

Los ejecutivos de los hospitales aplaudieron la acción y dijeron que aunque las hospitalizaciones habían comenzado a estabilizarse, decenas de centros de salud en todo el estado informaban problemas críticos de personal. La Asociación de Salud y Hospitales de Michigan instó al público a “honrar” a los trabajadores de la salud vacunándose contra la gripe, usando una máscara, evitando reuniones sociales y lavándose las manos.

"Estamos juntos en esto", dijo el director ejecutivo Brian Peters. Sin embargo, un alto funcionario de la industria de restaurantes dijo que estaba "excepcionalmente decepcionado", aunque no sorprendido. "Creemos firmemente que hay un mejor enfoque, uno seguido por otros 45 estados, que no utiliza el cierre forzado de una sola industria para resolver una crisis compartida", dijo Justin Winslow, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Restaurantes y Alojamiento de Michigan.

Los comedores de los restaurantes estarán cerrados durante 118 días, casi un tercio del año, a finales de este mes. “Sostenemos que un enfoque más matizado que permita una capacidad interior limitada con un toque de queda resultará en un mayor cumplimiento, mejores resultados de salud y una reducción sustancial de las consecuencias económicas”, dijo Winslow. Whitmer dijo que no es culpa de nadie que los restaurantes tengan bar en el interior. “Así es como se propaga COVID-19. Es así de simple: la ciencia del virus”, dijo. Las restricciones actuales, muchas de las cuales estaban vigentes antes de la pandemia, entraron en vigencia el 18 de noviembre. El promedio de siete días de casos nuevos diarios fue de 6,918 el domingo, por debajo de los 7,604 dos semanas antes, según el Proyecto de Seguimiento de COVID. La tasa de pruebas que dieron positivo, 12,4%, subió del 11,3%. El recuento promedio diario de muertes fue de 122, un aumento de 71,3 el 22 de noviembre y el cuarto más alto del país. Más de 4.100 personas fueron hospitalizadas con síntomas, incluidas unas 500 con ventiladores. Whitmer dijo que la administración está "muy preocupada" de que el Día de Acción de Gracias pueda tener un efecto "significativo" en los casos y las hospitalizaciones. El estado comenzará a ver el impacto el jueves, dos semanas después del feriado, dijo. Un grupo que representa a las escuelas secundarias católicas y otras religiones rápidamente desafió la orden extendida en un tribunal federal, diciendo que la prohibición de las clases presenciales es una restricción inconstitucional a la religión.

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Andrés Abreu, Ramón Peralta,. Lupe Montigny y Daniel Castro, comentan sobre las recientes elecciones.

FOTO NOTICIAS