ULTIMAS NOTICIAS

MIAMI (AP) — La tormenta tropical Omar se formó el martes frente a la costa este de Estados Unidos, al tiempo que la tormenta tropical Nana se acercaba a Centroamérica, informó el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

Los meteorólogos pronostican que Nana alcanzará la categoría de huracán para el momento en que toque tierra el jueves, y dijeron que las personas en Honduras, Guatemala, Belice y la península mexicana de Yucatán deben estar atentas a su trayectoria. Es probable que haya fuertes vientos, una peligrosa marejada ciclónica y lluvias muy fuertes que causen inundaciones repentinas.

Un avión cazahuracanes de la Fuerza Aérea estadounidense voló dentro de Nana cuando la tormenta se formaba al sur de Jamaica y registró vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora (50 mph), con ráfagas más fuertes. Nana se desplazaba a una velocidad de 30 kilómetros por hora (18 mph) con un rumbo que podría llevarla a Centroamérica el miércoles y el jueves.

Más tarde, el Centro Nacional de Huracanes emitió avisos preventivos para la costa de Belice. A las 8 de la noche (hora del este de Estados Unidos), el vórtice de Nana se ubicaba a 865 kilómetros (535 millas) al este de la Ciudad de Belice, y a unos 600 kilómetros (370 millas) al este-noreste de Limón, Honduras.

El centro de huracanes espera que Omar tenga una vida breve. La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 65 km/h (40 mph) el martes por la noche, con pocos cambios previstos para las próximas horas. Omar estaba 365 kilómetros (225 millas) al este de Cabo Hatteras, Carolina del Norte, y se desplazaba con rumbo este-noreste a 24 km/h (15 mph). Se pronostica que perderá fuerza el miércoles por la noche.

Por GERALD HERBERT, MELINDA DESLATTE y STACEY PLAISANCE

 

LAKE ARTHUR, Louisiana, EE.UU. (AP) — El huracán Laura azotó la costa del Golfo de México durante horas con fuertes vientos, aguaceros torrenciales y marejadas luego de tocar tierra en el suroeste de Luisiana, cerca de la frontera con Texas, en la madrugada del jueves, amenazando la vida de los que no se marcharon.

Las autoridades habían pedido a los residentes que se fuesen, pero no todos les hicieron caso en una zona que ya quedó devastada por el paso del huracán Rita en 2005.

Videos publicados en redes sociales mostraron como los vientos de Laura azotaban un edificio alto en Lake Charles, rompiéndole las ventanas mientras los vidrios y los escombros caían al suelo.

“Hay algunas personas que siguen en la ciudad y la gente está llamando (...) pero no hay forma de llegar a ellos”, dijo Tony Guillory, presidente del órgano de gobierno de la parroquia de Calcasieu, a primera hora del jueves por teléfono desde un edificio del gobierno en Lake Charles, que se remecía por la tormenta.

Guillory dijo que espera que quienes se han quedado varados puedan ser rescatados más tarde en el día, pero teme que las carreteras bloqueadas, los cortes en las líneas eléctricas y las inundaciones obstaculicen esas labores. Las autoridades explicaron que los operativos de búsqueda y rescate comenzarán cuando las condiciones lo permitan.

Con más de 290.000 viviendas y negocios sin electricidad en los dos estados, los constantes relámpagos eran la única fuente de luz para algunos.

Laura ganó intensidad rápidamente antes de tocar tierra con vientos máximos sostenidos de 240 km/h (150mph), alrededor de la 01:00 CDT cerca Cameron, una comunidad de 400 habitantes de Luisiana ubicada a unos 48 kms (30 millas) de la frontera este de Texas, explicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

“Las marejadas ciclónicas letales con grandes y destructivas olas causarán daños catastróficos”, advirtieron los meteorólogos, añadiendo que podrían alcanzar los 4,5 o 6 metros (15 o 20 pies) en Port Arthur, Texas, y en parte de Luisiana, incluyendo Lake Charles.

“Estas marejadas podrían penetrar hasta alrededor de 65 kms (40 millas) en el interior desde la línea costera, y las inundaciones no retrocederán del todo en varios días”, afirmó el NHC.

Horas después de tocar tierra, Laura seguía siendo un huracán de categoría 2 con vientos máximos sostenidos de 175 km/h (110 mph). Su centro pasó por Lake Charles, avanzado en dirección norte a unos 24 km/h (15 mph), pero con vientos peligrosos que se extendían sobre gran parte de Luisiana y del este de Texas.

En la parroquia de Cameron, el lugar donde impactó, las autoridades dijeron que al menos 150 personas se negaron a desalojar y tenían previsto enfrentar el huracán en casas elevadas o vehículos de recreo. El resultado podría ser catastrófico ya que los meteorólogos advirtieron que toda la comunidad podría quedar completamente cubierta por el agua del océano.

El fuego alcanza a 445.000 hectáreas en el norte y la costa del Estado. Cerca de 100.000 personas han sido evacuadas

Por Sonia Corona

 

(EL PAIS, agosto 24,2020)- California registra en los últimos días los segundo y tercer incendios forestales más grandes de su historia. Unas 100.000 personas han sido evacuadas, una vez que el fuego ya alcanzado a 445.000 hectáreas en el Estado. La situación podría agravarse en las próximas horas debido a que los centros meteorológicos estiman que se presentarán tormentas eléctricas sin lluvia y con fuertes vientos, que harán más difícil que el fuego ceda. Al menos seis personas han muerto desde la semana pasada, cuando comenzaron las llamas.

Uno de los incendios arde en la zona vitivinícola de Napa, en los condados de Sonoma y Lake, donde se estima que 130.000 hectáreas ya han sido afectadas. Mientras que el segundo, con una magnitud de casi 137.500 hectáreas, se registra al este de San José, en los condados de Santa Clara, San Joaquín y Alameda, donde el humo ha llegado hasta la región de Silicon Valley. Los bomberos han informado que un 10% del fuego se encuentra controlado.

Estos dos incendios apenas forman parte de los 585 registrados durante este verano en el Estado de California. Las autoridades señalan que un 96% de los miembros del Departamento de Bomberos están dedicados a sofocar las llamas forestales porque, además de estos dos grandes focos, existen una decena más todavía activos en el norte y la costa. “Las condiciones atmosféricas no han terminado siendo tan críticas como nos temíamos, lo que es bueno. Nos han dado una oportunidad para lograr mucho progreso”, dijo este lunes el jefe de operaciones del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios del Estado, Mark Brunton.

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el fin de semana el estado de emergencia. “Si no creen en el cambio climático, visiten California”, escribió Newsom en su cuenta de Twitter con una foto área de los incendios. El presidente Donald Trump aprobó el domingo la declaración de desastre y el envío de miembros de la Guardia Nacional y el Ejército para ayudar en las tareas de sofocación del fuego y la evacuación de las localidades afectadas.

Con el avance de las llamas, también ha comenzado el desplazamiento del humo hacia los centros urbanos. La preocupación entre los habitantes en ciudades como San Francisco y San José es que la contaminación del aire represente una atenuante ante el avance de la pandemia del coronavirus. Según investigadores de la Universidad de California en San Francisco, la inhalación de humo debilita el sistema inmunológico y vuelve al cuerpo humano susceptible de adquirir enfermedades, entre ellas la covid-19. Además, puede afectar a personas con enfermedades respiratorias previas.

Por MIKE HOUSEHOLDER y SCOTT BAUER

 

KENOSHA, Wisconsin, EE.UU. (AP) — Dos personas murieron y otra resultó herida luego de que alguien hizo disparos el martes por la noche en Kenosha durante la tercera noche de disturbios en Wisconsin luego de que la policía hirió a balazos a un hombre afroamericano, informaron las autoridades.

Los disparos se reportaron alrededor de las 11:45 de la noche en una zona donde se han realizado las protestas, precisó el teniente de la policía de Kenosha Joseph Nosalik en un comunicado de prensa. Ocurrieron después de que la policía alejara a los manifestantes frente a un juzgado que ha sido el lugar de los principales enfrentamientos entre manifestantes y autoridades.

El alguacil del condado de Kenosha, David Beth, dijo que una de las víctimas murió de un disparo en la cabeza y la otra de un balazo en el pecho, informó el diario Milwaukee Journal Sentinel. Beth dijo que no sabía en qué partes del cuerpo fue herida la tercera persona, pero que no se cree que las lesiones pongan en peligro su vida.

Las protestas estallaron luego de que un hombre afroamericano, Jacob Blake, fue herido a disparos por la policía, aparentemente mientras tres de sus hijos miraban. Los hechos fueron capturados en video con un celular, desatando nuevas protestas por la injusticia racial en varias ciudades, apenas tres meses después de que la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis provocó manifestaciones más amplias contra el racismo.

Horas antes el martes, el abogado de la familia de Jacob Blake dijo que el hombre recibió varios disparos de la policía el domingo y que “haría falta un milagro” para que él pudiera caminar de nuevo. Pidió que el policía que abrió fuego sea arrestado y que los demás involucrados sean despedidos.

El padre de Blake habló a los periodistas junto con otros miembros de la familia y abogados. Dijo que la policía le disparó a su hijo “siete veces, siete veces, como si no importara”.

“Pero mi hijo importa. Es un ser humano y él importa”, dijo el padre de Blake, quien también se llama Jacob Blake.

Por CHEYANNE MUMPHREY

 

(AP)- La policía de un suburbio de Austin en Texas rodeaba el lunes la vivienda de un hombre que se atrincheró allí con familiares horas después de que tres agentes fueron baleados.

La policía en Cedar Park respondió a una llamada a eso de las 3:10 p.m. del domingo, en que una madre relataba que su hijo tumbó la puerta de la vivienda, relató el director interino de la policía Mike Harmon el domingo en conferencia de prensa.

Añadió que al llegar, los agentes fueron recibidos a balazos y fueron llevados al hospital. Los tres están en condición estable con heridas que no revisten gravedad.

La madre, un menor de edad y otra persona de edad desconocida están en la vivienda con el hijo, que al parecer tiene unos veintitantos años, indicó Harmon. El hijo “tiene algunos problemas psicológicos”, añadió. No queda claro si está armado.

“Queremos resolver este asunto pacíficamente para todos los involucrados”, señaló Harmon, rogándole al individuo que “por favor, sal y entrégate pacíficamente”.

La policía de Cedar Park informó vía Twitter que la situación seguía a eso de las 4:30 a.m. del lunes y que los habitantes de la zona deben quedarse en sus casas.

Harmon reveló que ha habido sucesos previos en esa residencia, pero no dio detalles como por ejemplo cuál fue el incidente más reciente.

“Nuestros pensamientos acompañan a los policías heridos cuando protegían a la comunidad de Cedar Park esta tarde. Nunca debemos olvidar el servicio y el sacrificio de nuestros oficiales de seguridad, y el estado de Texas está dispuesto a otorgar el apoyo y los recursos necesarios para llevar a justicia a los involucrados”, dijo en un comunicado el gobernador Greg Abbott.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Andrés Abreu y Gabriela Hill comentan sobre las noticias de la edicion 1204 del 16 de octubre

FOTO NOTICIAS