ULTIMAS NOTICIAS

Bueno, el Papa Francisco beatizó a Gregorio Hernández, el médico venezolano del siglo pasado a quien ya en América Latina llamaban San Gregorio.  ¡Es justo, porque hay demasiados santos europeos!

Para el Dr. Gregorio, el oficio de médico era salvar vidas.  Algo diferente a muchos de ahora, cuyo juramento es salvar el bolsillo.

 

Cambiando de tema, habló el presidente, el cual afortunadamente no se parece en nada a Trompo Loco.  Anunció más dinero para tirar a las calles con mas inversiones.  Pero lo más importante fue, que dejó claro su intensión de hacer que los servicios de salud sean accesibles para todos. Dijo, con toda razón que “el cuidado de la salud es un derecho, no un privilegio”.

¡Bien!

Como era de esperarse, los legisladores republicanos fruncieron el ceño, porque para esos trogloditas, el pueblo no merece nada, solo los ricos y las grandes corporaciones deben recibirlo todo”.

¿Por qué piensan así?  Porque son ricos.  Aunque hay otros que no son ricos pero si idiotas.

 

Algunos comentaristas del discurso dijeron que lo que ha anunciado Biden está reviviendo la vieja polémica de si tener un gobierno chiquito o un gobierno grande.

Para los republicanos, el estado debe ser un escritorio con tres empleados pegando sellos a documentos para darles exoneraciones de impuestos a las grandes empresas.

También consideran que el estado no debe ayudar a los ciudadanos, y que “el que no pueda estar vivo que se muera”.

Con políticos así, el pueblo está mas frito que un patacón pisado.

 

Indiscutiblemente, el presidente Biden (Doña Julia) tiene muy buenas intensiones, pero como dice el refrán, “de buenas intensiones todos estamos llenos”.

Los demócratas tienen la mayoría en las cámaras legislativas, pero no la suficiente como para poder respaldar los planes del presidente.  Además, dentro de los demócratas hay muchos camaleones, comenzando por los senadores de Michigan Gary Peter y Debbie Stabenow, que no dudan en respaldar a los republicanos en muchas porque son tan conservadores como ellos.  Es decir, son arepas, se viran.

 

Hablando de idiotas, mientras en Europa se está trabajando en crear un documento de certificación de vacuna para facilitar un mayor control dela pandemia, los legisladores de Estados Unidos quieren hacer una ley para prohibir que se ponga en práctica un documento similar en los Estados Unidos. ¿Qué genios?

Si fuera por los republicanos y su líder Trompo Loco, estuviéramos todos bajo tierra.

 

En el discurso de “el estado de la Unión” del presidente Biden se destacó de sobremanera la cara de idiota de Ted Cruz.  El hombre no aplaudió ni por un segundo al presidente, ni siquiera cuando el mandatario entró a salón del Congreso. ¿Qué se puede esperar de un sujeto sin principios como ese? Trompo loco lo llama cornudo, baboso y estúpido, y el sale detrás a apoyarlo, hasta el punto de ser uno de los agitadores en el asalto al capitolio.

Trompo Loco dijo una vez que en Estados unidos hay problema de salud mental.  Estamos de acuerdo, porque si él llegó a presidente y Ted Cruz a senador, el problema es serio.

 

Nos vemos en los próximos jalapos si la Vigencita lo permite


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS