ULTIMAS NOTICIAS

LANSING, Michigan (EVH/AP) - La directora del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades dijo el lunes que Michigan debería "cerrar" para ayudar a abordar el peor brote de coronavirus del país, días después de que la gobernadora Gretchen Whitmer instó a las personas a restringir voluntariamente ciertas ocupaciones.

La Dra. Rochelle Walensky hizo la declaración después de que se le preguntara sobre las llamadas de algunos expertos en salud pública para enviar dosis adicionales de la vacuna COVID-19 al estado, por lo que la gobernadora ha estado abogando. La administración del presidente Joe Biden se ha mantenido la asignación a los estados proporcionalmente a su población.

“Entonces, cuando tienes una situación aguda, un número extraordinario de casos como el que tenemos en Michigan, la respuesta no es necesariamente administrar la vacuna”, dijo Walensky, y explicó que se necesitan de dos a seis semanas para ver el efecto de las vacunas. “La respuesta a eso es realmente cerrar las cosas, volver a lo básico, volver a donde estábamos la primavera pasada, el verano pasado y cerrar, aplanar la curva".

Los hospitales de Michigan informaron el lunes que trataron a unos 3.900 adultos con casos confirmados de COVID-19, que superó un pico anterior del 1 de diciembre y estuvo cerca del récord del estado desde abril pasado de aproximadamente 4.000. El promedio de siete días de casos nuevos diarios fue de 7.359 hasta el sábado, frente a los 4.661 de dos semanas antes, según la Universidad Johns Hopkins. El promedio de siete días de muertes diarias, 43, más del doble de 20 en el mismo período.

Entre el domingo 11 y el lunes 12 de abril se confirmaron 9,700 casos.

El lunes temprano, Whitmer dijo nuevamente que el tercer aumento de Michigan es diferente debido a las vacunas y, a diferencia de hace un año, se sabe que las mascarillas son efectivas y que el estado tiene pruebas adecuadas y equipo de protección personal. Ella ha instado, pero no exigido, una suspensión de dos semanas de la instrucción en persona en la escuela secundaria, los deportes juveniles y las comidas en el interior.

"Todos tenemos suficiente información para hacer nuestra parte", dijo después de recorrer una clínica de vacunación en la Universidad de Eastern Michigan. "Eso es lo que pedimos a la gente que haga: que hagan su parte".

La gobernadora demócrata emitió la primavera pasada una orden de quedarse en casa durante un mes para frenar el virus. En el otoño, en medio de una segunda ola de casos, el departamento de salud estatal tomó medidas como cerrar las escuelas secundarias, prohibir los deportes de contacto y prohibir el servicio en interiores en restaurantes y bares. Las restricciones se aflojaron gradualmente a medida que mejoraban las métricas.

Aproximadamente el 40% de los residentes de Michigan mayores de 16 años han recibido al menos una inyección.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS