ULTIMAS NOTICIAS

Por Andrés Abreu

GRAND RAPIDS, MICHIGAN (EVH).- Congresistas estatales, funcionarios municipales, activistas comunitarios y empresarios locales, se reunieron el pasado sábado 17 de abril en el Rosa Park Circle de Grand Rapids, para rechazar la promoción del odio hacia la comunidad asiática que ha escalado desde el año pasado como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

“Nuestra comunidad ha sufrido dolor, aislamiento, encierro en campos de refugiados durante la segunda guerra mundial, segregada con el Acto de Exclusión y ahora crímenes de odio racial” dijo la senadora estatal Stephanie Chang con lágrimas en los ojos.

El 16 de marzo pasado, un hombre de 20 años de edad mató a ocho personas de origen asiático en Atlanta, Georgia, entre ellas seis mujeres.  El crimen ha sido catalogado como de odio racial impulsado por la propaganda que culpa a las personas de origen asiáticos como la creadoras y propagadoras del Covid-19. El expresidente Donald Trump siempre se refirió al Coronavirus como “el virus chino”.

Chang dijo que se sentía orgullosa de que el senado estatal con el apoyo también de la senadora Whitney Brinks, haya pasado una resolución condenando el odio racial contra los asiáticos, pero dijo que hay mucho que hacer para acabar con la segregación de las minorías, come es el caso de las licencias de conducir para los inmigrantes.  Chang fue junto a otros legisladores quien propuso el proyecto de ley para que el estatus legal en el país no fuera un obstáculo para obtener una licencia de conducir.  El proyecto fue rechazado por los legisladores republicanos.

En el evento también hablaron, entre personalidades, la también senadora estatal, Winnie Brinks y los alcaldes Rosalynn Bliss de Grand Rapids y Stephen Kepley de Kentwood.

Winnie Brinks por su parte dijo que como persona blanca aprendió mucho sobre el racismo en la historia, pero que eso no sirve para combatir el racismo si no se toma una acción fuerte contra el mismo.

“Podemos recibir clases sobre cómo no ser racistas, participar en eventos, rezar, pero si no tomamos acción, no estamos haciendo nada”, dijo.

La alcaldeza de Grand Rapids, Rosalynn Bliss, por su parte dijo que la Ciudad ha estado trabajando duro evitar que el racista tome fuerza en el área.

El alcalde de Kentwood, Stephen Kepley dijo que el arma para vencer el odio racial es una palabra, “que es corta pero fuerte, es amor” entre los seres humanos los unos a los otros.

El evento fue organizado por diversas organizaciones asiáticas de Michigan, encabezadas por la ex candidata a representante Lily Cheng. 

Actuó como maestro de ceremonia del evento, el empresario asiático, Bing Goei, propietario de la empresa Eastern Floral.  También participó, entre otros, Johnny Brann, propietario de los restaurantes Brann’s.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS