ULTIMAS NOTICIAS

Por Edith Reyes

 

GRAND RAPIDS, MICHIGAN (EVH) – El fiscal del condado de Kent, Chris Becker, anunció el pasado jueves 9 de mayo que el oficial de policía de Grand Rapids, Christopher Schurr, enfrentará cargos por la muerte de Patrick Lyoya.

En una conferencia de prensa el pasado jueves por la tarde, Becker anunció que Schurr enfrenta un cargo de asesinato en segundo grado. Si es declarado culpable, podría enfrentar una sentencia de por vida con la posibilidad de libertad condicional. Becker dijo que habló con el jefe de policía de Grand Rapids, Eric Winstrom, antes de anunciar públicamente el cargo.

La conferencia de prensa se llevó a cabio en la oficina de la policía estatal en la ciudad de Walker.

Lyoya, de 24 años, fue asesinado de un disparo en la parte posterior de la cabeza por el oficial Schurr el 4 de abril durante una parada de tráfico en la avenida Nelson y la calle Griggs.

El jefe de policía de Grand Rapids, Erick Winstrom, quien asumió el cargo solo unas semanas antes de que ocurriera el incidente, dijo que daría total transparencia en el caso tanto como pudiera, afirmando que publicaría los videos cuando pudiera hacerlo. Becker no estuvo de acuerdo con la decisión de revelar los videos antes de que se realizara una investigación, pero afirmó que el jefe Winstrom podría actuar por su cuenta.

Aproximadamente una semana después, el jefe Winstrom publicó cuatro videos que mostraban a Lyoya fuera de su vehículo cuando le dijeron que se quedara adentro, el oficial Schurr le pidió su licencia de conducir y Lyoya luego se escapó del oficial. Una breve persecución y lucha comenzó entre los dos.

Se ve a Schurr sacando su taser e intentando evitar que Lyoya se resista, pero Lyoya logra agarrar el taser, alejándolo de su cuerpo. Schurr se escucha varias veces diciéndole a Lyoya que se detenga y que "suelte el taser", pero una vez que pudo dejar a Lyoya en el suelo, agarró su arma y le disparó en la nuca.

Lyoya era un nativo del Congo que llegó a los Estados Unidos en 2014 para escapar de la guerra con su familia. Desde su llegada, Lyoya ha tenido algunos encuentros con la policía debido a que opera en estado de ebriedad. En marzo, su licencia fue revocada debido a una tercera condena por abuso de sustancias en 10 años. Los registros estatales también mostraron que tenía tres órdenes de arresto abiertas en el momento de la parada de tráfico. No está claro si Schurr sabía que tenía órdenes de arresto cuando realizó la parada de tráfico. En una autopsia, se reveló que Lyoya tenía un contenido de alcohol en sangre (BAC) de 0,29, casi 4 veces el límite de estar legalmente impedido para conducir (0,08).

Los manifestantes de Black Lives Matter han marchado exigiendo justicia desde que el incidente reveló que era un hombre africano que murió a manos de un oficial.

El caso alcanzó audiencia nacional y en el fiuneral de Lyuoya partyicipó el reverendo Al Sharptom quien reclamó que reclamó que se publicara el nombre del oficial involucrado en el incidente.

El oficial Christopher Schurr estaba de licencia administrativa pagada con suspensión del poder policial mientras la investigación estaba en curso. Ha estado en el departamento desde 2015 con solo dos denuncias presentadas y una carta de reconocimiento del exjefe David Rahinsky por perseguir y atrapar a una persona que conducía sin licencia y otra por atrapar a un sospechoso que intentó huir de una parada de tráfico. .

La policía estatal de Michigan estuvo a cargo de la investigación, que reunió toda la evidencia necesaria para pasarla al fiscal del condado de Kent Christ Becker. La procuradora general del estado, Dana Nessel, declaró en el pasado que se haría cargo de la investigación si Becker no quisiera hacerlo, ya que podría haber conflictos de intereses con el Departamento de Policía de Grand Rapids, ya que trabajan cerca la mayor parte del tiempo. Becker rechazó su oferta de hacerse cargo de la investigación alegando que tiene mucha experiencia en caos similares yu que la única diferencia del caso Lyoya es que había ganado la atención nacional.

Becker ha investigado 11 tiroteos en los que participaron agentes antes del caso Lyoya, desde que asumió el cargo en 2016. Solo uno de esos 11 ha resultado en cargos penales, un delito menor. El delito menor fue imputado a un oficial de policía de Grand Rapids por disparar accidentalmente su arma mientras corría cuando el departamento buscaba un vehículo robado. La bala impactó en un edificio y nadie resultó herido.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: Baby Formula

Edith Reyes talks with Abigail Bishop of the Kent County Health Department about the baby formula shortage/ Edith Reyes entrevista a Abigail Bishop, Del Departamento de Salud del condado de Kent sobre el problem de la escasez de fórmulas para bebés.

FOTO NOTICIAS