ULTIMAS NOTICIAS

La justicia americana, un martillo contras las minorías

 

La semana pasada la Suprema Corte de Justicia de Pensilvania, derogó la condena de 3 a 10 que pesaba sobre el comediante Bill Cosby.  La razón fue simple: el fiscal que presentó los cargos no respetó un acuerdo anterior en el que se establecía que a Cosby no se le formularía ningún otro cargo por el mismo delito.

Cosby, ya un anciano de 83 años de edad, llevaba ya casi tres años en prisión, cerca de la fecha en la que pudo ser liberado si así lo hubiera acordado la comisión de apelaciones.  Pero también, pudo haber seguido tras las rejas por siete años mas.

Esta misma semana en Benton Harbor, Michigan, un hombre, Corey McCall, fue liberado de la prisión tras haber cumplido 16 años de una condena de por vida.  La razón: los abogados de apelación lograron probar que el acusado no estaba presente en lugar de los hechos que se le imputaban.  Entre esas pruebas está un video de la tienda Walmart que muestra que a la hora de los sucesos, McCall se encontraba muy lejos de allí.

¿Qué tienen en común McCall y Cosby?

Ambos son afroamericanos y fueron juzgados violando las reglas de procedimiento jurídico y condenados con sentencias excesivas.

Los casos de acusaciones de acoso sexual contra Bill Cosby fueron negociados con la fiscalía, en años anteriores bajo las condiciones de que no se harían nuevos cargos al respecto.  Sin embargo, el fiscal que actuó contra Cosby, violó esos acuerdos y presentó los cargos contra el comediante.  Ni el juez ni el jurado tomaron en cuenta que el juicio era completamente ilegal y Cosby fue sentenciado de 3 a 10 años de prisión.  Tuvo que actuar la Suprema Corte del estado para poner las cosas en su lugar.  Si el caso no hubiera llegado al alto tribunal, Cosby estuviera aún cumpliendo condena.

En el caso de Corey McCall, el asunto llega mas lejos.  Fue acusado de participar en un asalto en el que tres personas fueron asesinadas.  Un sobreviviente de la matanza identificó a McCall como uno de los participantes en el homicidio, pero no como uno de los que disparó contra las víctimas.  Pese a no haber sido uno de los asesinos directos, fue condenado a prisión de por vida, lo cual es a todas luces, una sentencia excesiva.  16 años después se descubre que McCall ni siquiera estuvo presente en los homicidios.

Estados Unidos tiene la mas grande población carcelaria del mundo. 2.16 millones de personas están recluidas en las cárceles norteamericanas, de las cuales, el 56 por ciento son negros e hispanos, a pesar de que estos dos grupos juntos suman solo el 28 por ciento de la población estadounidense.

Según los expertos, entre las razones por las cuales existe esta disparidad, está el hecho de que a los convictos de estos grupos les son negadas con mas frecuencia la reducción de las penas; también, se les aplica con mas rigurosidad el conteo de la acumulación de delitos y son condenados con sentencias más severas.

El sistema judicial norteamericano está basado en la decisión de los jurados y la sentencia de los jueces, y si estos son el espejo del pensamiento de muchos americanos, solo hay que mirar los votos que obtuvo Donald Trump en las pasadas elecciones para entender el origen del problema.

El expresidente nunca ocultó su desprecio hacia las minorías étnicas y su simpatía hacia los supremacistas blancos y obtuvo 42 millones de votos.  Saque usted su conclusión.


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: SEIU

 

Entrevista con integrantes del Servicio Internacional de Uniones (SEIU), quienes están luchando por la aprobación de la legalización de todos los trabajadores indocumentados en Estados Unidos.

FOTO NOTICIAS