ULTIMAS NOTICIAS

Grand Rapids, MI (AP) - El sistema hospitalario más grande de Michigan está lidiando con un “tren fuera de control '' mientras se enfrenta a una multitud de pacientes con COVID-19 en la zona del sureste.

La situación es un poco mas desahoga en el oeste de Michigan debido a que el condado de Kent es el que mas vacunaciones a suministrado en el estado.

De acuerdo a la agencia AP, Beaumont Health, que tiene ocho hospitales en el sureste de Michigan, informó que tenía más de 800 pacientes tratados por COVID-19, en comparación con aproximadamente 500 hace dos semanas y solo 128 a fines de febrero.

El aumento no se limita a Beaumont: la cantidad de pacientes confirmados con COVID-19 fue de cerca de 4,000 en todo el estado. Cuatro hospitales dijeron esta semana que estaban al 100% de su capacidad.

Como lo ha hecho durante semanas, Michigan siguió teniendo la tasa de casos de siete días más alta del país, 551 por cada 100.000 residentes, informó el gobierno federal. Rhode Island fue el número 2 en 304.

Es "como un tren fuera de control en este momento", dijo el Dr. Nick Gilpin, director médico de prevención de infecciones de Beaumont.

“Algunos de nuestros hospitales han vuelto a establecer un centro de clasificación en la acera para algunos de los pacientes que ingresan a nuestros centros de emergencia. Eso es solo para ayudar a equilibrar la carga ", dijo Gilpin.

La gobernadora Gretchen Whitmer fue muy agresiva en 2020, pero se niega a ordenar nuevas restricciones para reducir la propagación del coronavirus, confiando en cambio en vacunas y regímenes de medicamentos ampliados, e instando a las personas a usar máscaras, mantener una distancia segura y seguir las reglas en reuniones grandes.

Gilpin dijo que las estrictas restricciones el año pasado, que incluyeron una prohibición prolongada de comer en restaurantes en interiores, fueron efectivas para frenar el virus.

"Tenemos que ser un poco más prescriptivos", dijo a los periodistas.

Gilpin, al señalar que solo el 25% de la población elegible de Michigan se ha vacunado por completo, dijo que "va a ser difícil salir con las vacunas" de un aumento repentino.

Otra red de hospitales, Henry Ford Health System, dijo que el último aumento de pacientes podría durar dos semanas más. Tiene 500 con COVID-19.

“La dotación de personal sigue siendo nuestra mayor preocupación. ... Nuestros trabajadores están agotados”, dijo Bob Riney, director de operaciones.

Dijo que Whitmer está adoptando el enfoque correcto.

La ola proviene de “reuniones que tienen lugar dentro de las casas de un gran número de personas. Eso no es algo que una política pueda controlar de manera efectiva”, dijo Riney.

 

 

 

 

Los técnicos de la sala de emergencias examinan a los pacientes para detectar el Covid-19 fuera de la entrada de emergencia del Hospital Beaumont en Grosse Pointe, Michigan, el jueves 15 de abril de 2021. Un médico del sistema hospitalario más grande de Michigan dice que la propagación del COVID-19 en los suburbios de Detroit es como un "tren fuera de control". Beaumont tiene ocho hospitales en el sureste de Michigan. (Junfu Han / Detroit Free Press vía AP)


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Entrevista con Ana José, de la Cámara Hispana de Ciomercio del Oeste de Michigan.

FOTO NOTICIAS