ULTIMAS NOTICIAS

BEIJING (AP) — El número de nuevos casos de COVID-19 en China se disparó el martes a más del doble respecto al día anterior, mientras el país lidia con su peor brote desde los primeros días de la pandemia.

La Comisión Nacional de Salud informó que se han identificado 3.507 nuevos casos de propagación local en las últimas 24 horas, en comparación con las 1.337 infecciones del día anterior.

Una variante altamente contagiosa conocida como “ómicron furtiva” ha puesto a prueba la estrategia de tolerancia cero del gobierno chino, la cual había logrado mantener bajo control al virus desde el letal brote inicial de principios de 2020 en la ciudad de Wuhan. Aunque las cifras son bajas respecto a otras partes del mundo, los más de 10.000 casos de China registrados en las primeras dos semanas de marzo superan con creces los brotes anteriores.

No se han reportado muertes nuevas en los múltiples brotes registrados en China.

La mayoría de los nuevos casos se registraron en la provincia de Jilin, en el noreste de China, donde se reportaron 2.601 infecciones. Otros brotes de menor dimensión se han registrado en distintos puntos del país, incluyendo urbes como Beijing, Shanghái y Shenzhen.

Jilin ha prohibido que los residentes abandonen la provincia y que viajen entre las ciudades dentro de ella. Los 9 millones de residentes de Changchun, la capital de la provincia y centro de fabricación de automóviles, han estado confinados desde el viernes mientras las autoridades realizan repetidas rondas de pruebas masivas tanto allí como en la ciudad de Jilin.

Más de 1.000 trabajadores médicos han llegado desde otras provincias junto con suministros, y la provincia ha movilizado 7.000 reservistas del ejército para ayudar con la respuesta.

En otras partes de China, la provincia de Shandong registró 106 nuevos casos. La provincia de Guangdong, en el sureste de la nación, donde la metrópolis y el principal centro tecnológico de Shenzhen están confinados desde el domingo, informó de 48 nuevos casos. Shanghái tuvo nueve, y Beijing informó de seis.

Por José Salinas, Network 180

 

La salud mental ha estado oculta tras una cortina de deshonra y discriminación durante mucho tiempo, ha llegado la hora de que salga a la luz, el sufrimiento, la carga en términos de discapacidad y los costos para los individuos, familias y comunidades, son abrumadores.

En los últimos años nuestra comunidad se ha vuelto más consciente de la enorme carga y el potencial que existe para curar la salud mental. En efecto, podemos lograr un cambio haciendo uso de las últimas estadísticas reveladas:

  • Alrededor de 1 millón de personas se suicidan cada año.
  • 450 millones de personas sufren de un trastorno mental o de conductas descontroladas.
  • Cuatro de las 6 causas principales de los años vividos con discapacidad resultan de trastornos neuropsiquiátricos (depresión, uso de sustancias, esquizofrenia y trastorno bipolar).
  • Una de cada cuatro familias tiene por lo menos un miembro afectado por un trastorno mental. La magnitud de la carga en la familia es difícil de evaluar, y por eso es frecuentemente ignorada. Es posible afirmar que el impacto es importante en la calidad de la vida familiar.
  • En adición a los costos de salud y sociales, las personas afectadas por trastornos mentales son víctimas de violaciones de los derechos humanos, infamia y discriminación, dentro y fuera de las instituciones psiquiátricas.

Para todas las personas, la salud mental y física y el bienestar social son componentes vitales confusos  ligados con el desarrollo del conocimiento acerca de esta interrelación, surge más claramente que la salud mental es crucial para asegurar el bienestar general de los individuos, sociedades y nuestra comunidad. En efecto, la salud mental puede ser definida como el estado de bienestar que permite a los individuos realizar sus habilidades, afrontar el estrés normal de la vida, trabajar de manera productiva y fructífera, y hacer una contribución significativa a sus comunidades. No obstante, en la mayor parte de nuestra comunidad, ni remotamente se le atribuye a la salud mental uso de sustancias y los trastornos mentales, la misma importancia que a la salud física. Por el contrario, la salud mental ha sido objeto de abandono e indiferencia.

Esta publicación tiene como propósito hacer una invitación a promover la salud mental en nuestra comunidad, aliviar las cargas y evitar las muertes prematuras causadas por los trastornos mentales. Cabe recordar que los tratamientos efectivos e intervenciones, ambos costo-eficaces, están ahora disponibles. Cerrar la brecha es una clara obligación no sólo para la Agencia de Salud Mental Comunitaria, sino también para organismos de cooperación para el desarrollo, fundaciones, y la comunidad.

Para preguntas o asistencia en temas de salud mental y uso de sustancias, llame a Network180, al 616-336-3909 o al 616-825-5073. Network180 es la Agencia de Salud Mental Comunitaria en el Condado de Kent.

Referencias: Organización Mundial de la Salud

Departamento de Salud Mental y El Uso de Sustancias

 

ANN ARBOR, MICHIGAN- Los pacientes hispanos de Michigan tenían más probabilidades que los blancos de sufrir síntomas muy severos de COVID-19, tener estadías más prolongadas en el hospital y experimentar mayores factores de estrés social, como no poder pagar el alquiler, comprar alimentos u organizar el cuidado de los niños, según un nuevo estudio de la Universidad de Michigan. 

Los hallazgos arrojan luz sobre las desigualdades de salud que ya se observaron en un análisis anterior comparando a adultos afroamericanos no hispanos y blancos no hispanos, dijo Luis Zavala Arciniega, autor principal del análisis más reciente del estudio Michigan COVID-19 Recovery Surveillance Study.

"Nuestros hallazgos corroboran parte de la evidencia anecdótica que hemos escuchado desde el comienzo de la pandemia, y espero que ayuden a guiar los esfuerzos de respuesta futuros para reducir las disparidades raciales/étnicas en este y otros eventos de salud en Michigan", dijo Zavala, candidato doctoral en la Escuela de Salud Pública de la U-M. 

Para su estudio, los investigadores contactaron a 6,000 adultos en Michigan con inicio de COVID-19 el 15 de noviembre de 2020 o antes. En total, se completaron un total de 1,839 encuestas en línea y telefónicas. Las respuestas se ponderaron para que fueran representativas de los adultos con COVID-19 en Michigan con respecto a la edad, el sexo y la ubicación geográfica. En total, el 67% eran blancos, el 10% eran hispanos y el resto eran de otras razas/etnias. 

Los investigadores encontraron que:

- El 25 % de los encuestados hispanos informaron síntomas muy graves, en comparación con el 11 % de los encuestados blancos.

- Los hispanos tenían casi el doble de probabilidades que los encuestados blancos de tener una estadía en el hospital de más de una semana.

- Uno de cada 10 hispanos informó que su prueba o tratamiento de COVID-19 los hizo sentir molestos debido a cómo fueron tratados según su raza, en comparación con 1 de cada 100 blancos.

- Más encuestados hispanos que blancos tomaron licencia por su enfermedad enfermedad de COVID-19, Sin embargo, la ausencia por enfermedad pagada fue menos común para los hispanos.

 

El estudio también encontró diferencias entre los hispanos nacidos en los Estados Unidos y los hispanos nacidos en el extranjero:

- Entre los encuestados empleados, aproximadamente 1 de cada 4 nacidos en los Estados Unidos y 1 de cada 3 hispanos nacidos en el extranjero informaron que nunca o rara vez tenían acceso a equipo de protección personal en el trabajo.

- Entre los empleados, el 90% de los encuestados hispanos nacidos en el extranjero tomó licencia por enfermedad durante su batalla contra COVID-19, en comparación con el 76% entre los encuestados hispanos nacidos en los Estados Unidos.

- Menos encuestados hispanos nacidos en los Estados Unidos que nacidos en el extranjero informaron un aumento de los factores de estrés social, como la dificultad para pagar las facturas o el acceso al transporte público.

 

Este es el cuarto informe de datos del Estudio de Vigilancia de Recuperación COVID-19 de Michigan, una colaboración entre la Escuela de Salud Pública de UM y el Departamento de Servicios Humanos de Michigan que busca informar respuestas equitativas a la pandemia actual, así como futuros esfuerzos de salud pública.

 

WASHINGTON (PRNEWSWIRE)-- Las personas mayores de 65 años en Estados Unidos representan el 71% de las muertes anuales relacionadas con productos del consumidor, a pesar de que sólo constituyen el 16% de la población. Incluso en situaciones no fatales, los datos más recientes muestran que los productos en el hogar pueden representar riesgos significativos de lesiones al enviar a millones de personas mayores de 65 años al hospital cada año.

De acuerdo al nuevo informe, Lesiones y Muertes Relacionadas con Productos del Consumidor en Adultos de 65 años o Más, de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) casi tres millones de personas mayores llegan a las salas de emergencia cada año por lesiones relacionadas con productos. Los productos del consumidor también están vinculados a unas 3,800 muertes de personas mayores al año.

"Es un hecho que las personas mayores tienen muchas más probabilidades de sufrir una lesión grave, o de morir, por los peligros ocultos vinculados a los productos del consumidor en sus hogares que otros grupos de edad", comentó el presidente de la CPSC, Alex Hoehn-Saric. "Este nuevo informe es un importante recordatorio de que la prevención de las lesiones y muertes relacionadas con los productos del consumidor en las personas mayores suele empezar por seguir unos pasos básicos para mejorar la seguridad en todas las áreas del hogar", añadió.

Las caídas son, por mucho, la causa más común de lesiones y muertes relacionadas con productos en las personas de edad avanzada en los Estados Unidos. Las personas mayores tienen seis veces más probabilidades de ser atendidas en emergencias como consecuencia de una caída al suelo que los jóvenes. Cada año, un promedio de 1,800 muertes de personas mayores se producen por caídas y 1.5 millones de lesiones son tratadas en emergencias. Las caídas suelen producirse en el suelo, las escaleras, los escalones y de las camas.

Otros de los principales riesgos destacados en el informe de la CPSC, para las personas mayores, son los incendios, ahogamientos, transporte, intoxicación por monóxido de carbono (CO) y barandillas de las camas de los adultos.

Incendios

  • Los consumidores de edad avanzada tienen 3.5 veces más probabilidades de morir en incendios que la población general, con unas 930 muertes anuales. Los productos para fumar y el cocinar son dos de las principales fuentes de incendios. Las muertes por incendio de ropa son un riesgo que afecta desproporcionadamente a este grupo. La tasa de mortalidad estimada por incendio de ropa para los mayores de 65 años es 14 veces superior a la de los menores de 65 años.

Ahogamiento

  • Cada año mueren unas 300 personas mayores por ahogamiento, la mayoría de las muertes vinculadas a las piscinas, tinas de baño y spas.

Transporte bajo la jurisdicción de la CPSC

  • Cada año se producen más de 200 muertes de personas mayores en las que están implicados vehículos todo terreno, bicicletas y patinetas eléctricas (e-scooters).

 Envenenamiento por monóxido de carbono

  • Cada año mueren unos 45 consumidores de edad avanzada por intoxicación por monóxido de carbono (CO) procedente de fuentes como aparatos de calefacción, plantas eléctricas (generadores portátiles) y otras herramientas de motor.

Aprisionamiento en la barandilla de la cama

  • Las barandillas de cama portátiles para adultos provocan unas 16 muertes al año de víctimas de 65 años o más. Estas barandillas se compran generalmente para proteger a las personas que corren el riesgo de caerse de la cama. Desafortunadamente, muchas de las barandillas de cama no cumplen con las normas de seguridad y representan un riesgo de aprisionamiento que puede provocar asfixia. Las víctimas pueden quedar atrapadas, atascadas, encajadas o aprisionadas entre el colchón o la cama y la barandilla, entre las barras de la barandilla o entre una cómoda y la barandilla.

¿Qué pueden hacer las personas mayores para evitar este tipo de lesiones y muertes relacionadas con los productos?

Las personas mayores y sus acompañantes pueden prevenir estas trágicas lesiones y muertes siguiendo las medidas de seguridad a continuación:

  • Instalar pasamanos en ambos lados de las escaleras de su casa.
  • Mantener las escaleras bien iluminadas y libres de obstáculos.
  • Al usar las escaleras, sujetarse siempre de los pasamanos.
  • Mantener los pisos despejados y con antideslizantes.
  • Retirar las alfombras sueltas, los cables y otros elementos que representen un riesgo de tropiezo. Asegurarse de que todas las alfombras, tapetes y otras superficies sean antideslizantes.
  • Instalar barras de sujeción y superficies antideslizantes en el baño.
  • No fumar nunca en la cama.
  • Instalar detectores de humo en todos los niveles de la casa, en cada dormitorio y afuera de cada área de dormir. Instalar alarmas detectoras de monóxido de carbono en cada piso.
  • No usar ropa suelta al cocinar en la estufa ya que podría incendiarse.
  • Vigilar los alimentos que se cocinan en la estufa y el horno.
  • Verificar si las barandillas de cama portátiles para adultos de su casa fueron retiradas del mercado. De ser así, no las utilice. Si compra nuevas, busque barandillas que cumplan con el estándar voluntario ASTM F3186 – 17, Especificación Estándar para Barandillas de Camas Portátiles para Adultos y Productos Relacionados (Standard Specification for Adult Portable Bed Rails and Related Products.)
  • No nadar solo. Tomar clases de natación. Usar un flotador si no está seguro de poder nadar.
  • Solicitar una inspección profesional de la estufa antes de encenderla para detectar riesgos de monóxido de carbono o incendio.
  • No opere una planta eléctrica dentro de la casa. Las plantas eléctricas deben utilizarse sólo en el exterior, a una distancia mínima de 20 pies (seis metros) de la casa, y nunca cerca de ventanas ni respiraderos.
  • No hacer funcionar herramientas de motor en interiores, aunque sea por poco tiempo, para hacer/probar reparaciones.
  • Prestar atención al tráfico y llevar el equipo adecuado al andar en cuatrimoto, bicicleta o patineta eléctrica.

Para obtener más consejos sobre caídas y otros peligros, visite el Centro de educación sobre seguridad para personas mayores de la CPSC.

 

 

Somnolencia diurna: ese impulso persistente de tomar una siesta en el día no tiene nada de malo, de hecho, desde la perspectiva de la memoria, puede haber beneficios saludables para una siesta durante el día, pero cuando la necesidad de dormir interfiere con la conducción o el trabajo diurno y se transforma en una necesidad diaria, debemos preguntarnos qué está pasando. ¿Podría haber una explicación más allá del deseo de acurrucarse bajo sábanas cálidas en pleno invierno y una que merezca ser discutida médicamente? Cómo médica, comenzaría con una serie de preguntas para tratar de encontrar posibles explicaciones.

¿Sufres sequedad de boca o dolores de cabeza al despertar? ¿Tu pareja te empuja a tu lado para amortiguar los ronquidos que son evidentes para el huésped en la habitación contigua? ¿Encuentras las sábanas retorcidas por la mañana? ¿Te sientes cansado cuando te despiertas, como si nunca hubieras dormido? La Apnea del Sueño, es un mal que afecta a más de 30 millones de adultos estadounidenses con 3 millones de casos nuevos cada año, un patrón que iguala al aumento de las tasas de obesidad. La condición es generalmente más común en hombres que en mujeres. Hay causas, Obstructivas y Centrales, así como un patrón de Superposición. Pero para los propósitos de esta discusión, hablaré sobre el más común de los dos: Apnea Obstructiva del Sueño, también conocido como OSA.

Cuando se toman en cuenta condiciones coexistentes con OSA, hay patrones que son innegables. Los bebés y los niños pueden verse afectados, pero los patrones y rasgos físicos entre los adultos afectados son reconocibles, un índice de masa corporal elevado en el rango que se califica como obesidad, presión arterial alta, circunferencia del cuello más grande y amígdalas agrandadas son algunos ejemplos, cuando veo hipertensión refractaria a pesar de la farmacoterapia en curso, la OSA coexistente se convierte en al importante para considerar. Reconocer y tratar el OSA puede mejorar la presión arterial.

El flujo ordenado de oxígeno con el movimiento en los tejidos blandos de las vías respiratorias superiores y la lengua tiene mucho que ver en este tema. Si se produce apnea o cese de la respiración, el cerebro detecta la interrupción y provoca un despertar, con la consiguiente reanudación de la respiración y el flujo de aire. Una persona puede presenciar ataques de apnea que pueden manifestarse como asfixia, jadeo o cese completo de la respiración antes de que el despertar restaure el flujo de aire, ser testigo de estas interrupciones en el flujo puede asustar a la pareja y esta información es importante para dar el diagnóstico.

No todos los ronquidos son apnea del sueño, como tampoco las ganas de dormir la siesta durante el día, pero su internista puede descifrar una constelación de síntomas tomados en el contexto adecuado, si hay hipertensión refractaria, IMC elevado que constituye obesidad, ronquidos, somnolencia diurna, sueño no reparador y preocupaciones sobre la seguridad de conducir debido a la falta de sueño. Consulte a su médico de inmediato.

El Covid-19 se ha apoderado de la atención en estos tiempos, pero la salud es una necesidad diaria que precedió a la pandemia y continúa a pesar de ella. Aunque estemos privados de sueño, ansiosos y agotados debido al estado actual, lo importante de ver a su médico y estar atento a su salud no es solo una buena idea, es algo que tiene que ver con longevidad y calidad de vida.

La depresión, el aumento de peso y los consiguientes problemas que se han multiplicado con la pandemia están sobre nosotros. Estoy aprovechando esta oportunidad para resaltar algo que merece nuestra atención e intervención médica. Una evaluación por parte de su internista puede dar lugar a una alerta y a ser remitido a un especialista de medicina del sueño o pulmonar que puede realizar un estudio del sueño según lo considere apropiado. La salud es ahora, por favor hágalo por usted mismo.

 

 

Saludos suyos, Dra. Abha

www.doctorabha.com

 

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Interviews with El Vocero Hispano: Wyoming Police Chief Kim Koster

 

Edith Reyes interviews the head of Public Safety of the city of Wyoming, Michigan, Kimberly Koster.

FOTO NOTICIAS