ULTIMAS NOTICIAS

LANSING, MICHIGAN (AP) - Las personas y empresas afectadas por la pandemia de coronavirus o las grandes inundaciones de las presas podrían esperar para pagar sus impuestos de propiedad de verano hasta el 2021 sin ser penalizados de acuerdo a un proyecto de ley enviado a la gobernadora de Michigan para su firma.

Un proyecto de ley relacionado requeriría que el estado proporcione financiamiento a corto plazo a los gobiernos locales que enfrentan déficit de ingresos debido a los pagos postergados.

Las medidas se encontraban entre varias legislaciones aprobadas en la Legislatura el miércoles  y el  jueves, ya que los legisladores enviaron los proyectos de ley a la gobernadora Gretchen Whitmer.

No estaba claro si la gobernadora Gretchen Whitmer los firmará. El Departamento del Tesoro del estado se opone a la propuesta de vinculación "inviable" y dijo que las conversaciones continuarán.

El patrocinador, el representante republicano James Lower de Greenville, dijo que se trabajará durante el verano para "refinar" el programa de aplazamiento propuesto para que "pueda funcionar de la manera más eficiente posible".

La fecha límite para pagar los impuestos de propiedad de verano, generalmente es el 14 de septiembre, aunque puede variar según el municipio, se aplazaría hasta el 1 de marzo. Los intereses no comenzarían a acumularse hasta el 1 de junio. La Agencia Fiscal del Senado dice que las personas que difieren sus impuestos tendrían que pagar un año completo más sus pagos de verano de 2020 durante un período de siete meses en 2021.

LANSING, MICHIGAN. (EVH) - Un tribunal federal de apelaciones suspendió el miércoles el fallo de un juez de una corte inferior y mantuvo cerrados los gimnasios y centros de acondicionamiento físico que la gobernadora de Michigan Gretchen Whitmer ordenó cerrar hace meses para frenar el coronavirus.

El 6to Tribunal de Apelaciones del Circuito de EE. UU., En una decisión 3-0, otorgó una suspensión de emergencia solicitada por la gobernadora, después de que los centros de acondicionamiento físico habían presentado una demanda, y el juez de distrito Paul Maloney en Kalamazoo dijo la semana pasada que los gimnasios podrían reabrir a las 12:01 a.m. del jueves.

La orden de Whitmer, "incluso si es imperfecta", pasa bajo una prueba de "base racional" utilizada para sopesar su constitucionalidad, dijeron los jueces Julia Smith Gibbons, Deborah Cook y Chad Readler.

“Dar forma a los contornos precisos de las medidas de salud pública conlleva algunos trazos de líneas difíciles. Nuestra Constitución sabiamente deja esa tarea a los funcionarios directamente responsables ante la gente ", escribieron.

Los jueces dijeron que mientras los dueños de gimnasios que presentaron una demanda corren el riesgo real de perder sus negocios, el interés del gobernador en combatir el coronavirus "es al menos igualmente significativo".

“Hasta la fecha, la enfermedad ha infectado a miles de habitantes de Michigan y ha demostrado el potencial de infectar a muchos más. Que el interés público pesa a favor de una estadía es evidente por la misma razón”, escribieron.

Whitmer ha planeado permitir que los gimnasios, cines y lugares como las boleras, que cerraron el 16 de marzo, reabran en gran parte de Michigan el 4 de julio si las tendencias de los casos de COVID-19 siguen siendo favorables. Sin embargo, no hará un anuncio esta semana, luego de citar preocupaciones sobre algunos brotes. En la parte norte del estado, la menos poblada, los gimnasios y centros de acondicionamiento físico obtuvieron luz verde el 10 de junio si reducían el tamaño de las clases y realizaban otros cambios.

"Hoy tres jueces nombrados por los republicanos acertaron: en la lucha contra una pandemia global, los tribunales deben dar a los gobernadores una amplia libertad para tomar decisiones rápidas y difíciles", dijo la portavoz de Whitmer, Tiffany Brown. "El gobernador continuará tomando las acciones necesarias para salvar vidas".

Durante la pandemia, órdenes ejecutivas estatales y federales han considerado a los trabajadores agrícolas temporales y migrantes como "esenciales". Sin embargo, pocas protecciones han sido otorgadas a esta población que podría estar en mayor riesgo de exposición al coronavirus, según un informe realizado investigadoras de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan.

Alexis Handal, una de la investigadoras del estudio es profesora asociada de Epidemiología y Lisbeth Iglesias-Ríos, es investigadora postdoctoral, ambas son parte de la Escuela de Salud Pública de la UM. En 2019, llevaron a cabo el “Proyecto de Agricultores de Michigan”. Hablan sobre su estudio y los hallazgos de éste.

 

¿Qué piensan de la orden ejecutiva recientemente emitida por la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, que requiere protecciones para los agricultores ante esta pandemia?

Ciertamente apoyamos abordar esta pandemia con un enfoque basado en conocimiento científico. La orden ejecutiva es una medida de protección importante porque crea un estándar exigible para la industria agrícola para garantizar condiciones de vida y de trabajo más seguras para los trabajadores agrícolas migrantes y temporales.  La orden ejecutiva establece explícitamente que los empleadores deben seguir las órdenes ejecutivas para proporcionar a los residentes que habitan y trabajan en los campos agrícolas las mismas garantías de protección del coronavirus que otros empleadores en otras industrias ofrecen a sus trabajadores. 

 La situación de los trabajadores agrícolas en Michigan es histórica y compleja. Los desafíos que enfrentan los trabajadores agrícolas van más allá de esta pandemia e involucran cuestiones relacionadas con condiciones de trabajo inseguras, racismo, discriminación, empleo precario, condiciones de vida deficientes, explotación laboral, etc. No esperamos abordar todos los problemas a la vez, pero esperamos iniciar conversaciones y acciones que nos lleven en la dirección adecuada para mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores agrícolas "esenciales" ahora y en el futuro.

 

¿De qué se trata el Proyecto de Trabajadores Agrícolas de Michigan? 

 El Proyecto de Trabajadores Agrícolas de Michigan se desarrolló como un estudio cualitativo con la participación de actores comunitarios para generar un conocimiento más profundo de las complejas condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores agrícolas migrantes y temporales en el estado de Michigan.  Como parte de la investigación evaluamos indicadores de explotación laboral y percepciones de trata laboral en trabajadores agrícolas y relacionamos esta información con factores de riesgo psicosociales, de salud ocupacional, y ambiental.  

 

Realizamos entrevistas en profundidad con trabajadores agrícolas y actores sociales que brindan servicios directamente a los trabajadores agrícolas (servicios de salud, legales, comunitarios y educativos), en varias áreas rurales de Michigan. Con los actores sociales, discutimos sus conocimientos actuales, experiencias y barreras para adoptar las recomendaciones hechas por la Comisión de Derechos Civiles de Michigan en respuesta al Informe sobre las Condiciones de los Trabajadores Agrícolas Migrantes y Temporales en Michigan en 2010 y 2019. También estudiamos dificultades en la provisión de servicios para los agricultores y reportamos las recomendaciones hechas por los propios trabajadores y los actores sociales que entrevistamos para mejorar las condiciones actuales de trabajo y vida de los trabajadores agrícolas.

 

¿Por qué se centraron en los trabajadores agrícolas?

 

Históricamente, los trabajadores agrícolas, que son mayoritariamente (más del 80%) Hispanos/Latinos(as) nacidos en los Estados Unidos o en otros países extranjeros han sido una población altamente marginalizada que se enfrenta con falta de oportunidades de movilidad social, bajo nivel educativo, pobreza, acceso limitado o no acceso a servicios de salud, etc. A pesar de todos estos factores, estos trabajadores son los pilares que sostienen el sistema agrícola y alimentario multibillonario de este país.

Cuando consideramos este tema en términos de la equidad en la salud y la justicia social, los trabajadores agrícolas son una población muy importante porque heredaron el legado de las políticas de la época desde las plantaciones, de las políticas de Jim Crow, perpetuando su exclusión o proveyendo protecciones laborales mínimas (por ejemplo, salario mínimo, compensación de trabajadores, no provisiones de pago de horas extra), exposición a patrones de racismo estructural y discriminación, exclusión social, segregación, condiciones de vida inferiores, así como condiciones de trabajo opresivas e injustas. 

Centramos nuestra investigación en los trabajadores agrícolas por que el empleo precario promueve prácticas laborales inseguras y a veces ilegales por parte de empleadores que a veces se realizan en condiciones de desigualdad o que violan la dignidad humana. La explotación laboral es una consecuencia del empleo precario y tiene consecuencias negativas para los trabajadores, sus familias, sus comunidades y es un obstáculo para poder consolidar una sociedad cohesionada. Una sociedad cohesionada trabaja para el bienestar de todos sus miembros, combate la discriminación y el racismo, crea un sentido de pertenencia, promueve la confianza y ofrece a todos sus miembros, independientemente de su raza, sexo, edad y situación legal, la oportunidad de una ascendente movilidad social y económica. Desde un punto de vista de salud pública, hay evidencia que sociedades cohesivas son sociedades más saludables.

 

¿Hubo algo que les sorprendió al hacer esta investigación?

 

Una de las cosas que realmente nos sorprendió fue el nivel de deshumanización de los trabajadores agrícolas. Por ejemplo, maltrato, humillación de los trabajadores o trato inferior a los trabajadores como menos que humanos en función de su raza y origen étnico. Escuchamos historias desgarradoras de trabajadores tratados o considerados como parte del

"equipo agrícola" y no como trabajadores con necesidades y derechos como cualquier otra persona o trabajador en los Estados Unidos. 

 

¿Cuáles son algunas de las condiciones que encontraron que podrían exacerbar la exposición de los trabajadores agrícolas al coronavirus?

 

Nuestros resultados preliminares sobre el ambiente de trabajo "normal" de los trabajadores agrícolas en Michigan antes de la pandemia de COVID-19 destacan desafíos importantes que se ven exacerbados por la actual pandemia, particularmente en tres áreas:

Servicios de atención médica: los trabajadores agrícolas tienen acceso limitado o nulo a la atención médica y a menudo no pueden comprar o pagar los medicamentos que necesitan, como la insulina. En esta población, las enfermedades crónicas a menudo relacionadas con las condiciones de trabajo y de vida, como la obesidad, la diabetes, el asma y los problemas cardiovasculares, son prevalentes en esta población.

Estas enfermedades son factores de riesgo particularmente importantes en la exacerbación de la enfermedad por COVID-19. Además, la salud mental es a menudo ignorada en esta población a pesar de que los trabajadores agrícolas tienen trabajos físicos y mentales que son extremadamente demandantes y, a menudo, poco o ningún apoyo social o redes sociales en las comunidades en que trabajan. 

 

Condiciones de vida: Algunos de los campos de trabajo agrícola que visitamos mostraron condiciones deficientes y de hacinamiento en las viviendas lo cual es un problema importante para la salud física y mental. Las disposiciones legales para las viviendas de estos trabajadores son mínimas. Por ejemplo, un baño por cada 15 personas, los baños y las duchas a menudo se encuentran fuera de la habitación donde duermen los trabajadores y a menudo son compartidos por múltiples ocupantes y familias.

 

Condiciones de trabajo: En nuestro estudio, los trabajadores reportaron acceso limitado a baños limpios, agua, y jabón. Aquellos trabajadores que trabajan en línea en las empacadoras -de frutas o verduras- las condiciones de trabajo no son favorables para mantener distancia social, y los edificios tienden a tener poca ventilación. Algunos trabajadores reportaron que en las empacadoras tienen que trabajar con mandiles de plástico que no les protegen y tienen que trabajar todo el día con la ropa mojada. Los trabajadores agrícolas informaron que usan poco o ningún equipo de protección personal, y a menudo necesitan comprar su propio equipo de protección, lo cual es un gasto significativo para estos trabajadores con bajos salarios. 

 

Otro tema que describieron los trabajadores agrícolas está relacionado con las dinámicas de poder y la dependencia con sus empleadores, supervisores y contratistas. Estas dinámicas a menudo obstaculizan que los trabajadores puedan presentar quejas sobre su salud, seguridad o condiciones de trabajo, ya que reportan tener miedo a las represalias. Por ejemplo, amenazas de denuncias a la policía de inmigración para aquellos trabajadores que son indocumentados o incluso reciben amenazas personales. 

 

¿Cuáles son algunas soluciones propuestas en su investigación?

 

Es importante enfatizar que los esfuerzos para limitar los riesgos de COVID-19 en esta población requieren un enfoque multifactorial basado en evidencia científica que requiere la colaboración de los trabajadores agrícolas, empleados, contratistas, actores sociales y políticos. Nuestra recomendación en general es que se tomen medidas ejecutivas para garantizar el cumplimiento de las pautas de protección y mitigación de COVID-19 en lugar de depender del cumplimiento voluntario por parte de los empleadores en los campos de trabajo agrícola. También recomendamos la protección de los trabajadores contra cualquier tipo de represalia, incluyendo acciones migratorias para aquellos trabajadores indocumentados. Se debe proporcionar protección a todos los trabajadores, independientemente de la situación legal del trabajador. 

 Nuestras recomendaciones específicas están en el documento de políticas que preparamos.  Estas recomendaciones tienen un enfoque epidemiológico y de salud pública y se centran en tres áreas que están interconectadas y superpuestas: salud pública y acceso a servicios de salud; promover un ambiente de trabajo saludable y seguro; y acceso a las necesidades básicas de los trabajadores. Es esencial que nuestras recomendaciones se consideren tomando en cuenta que estos trabajadores son una población muy vulnerable. Los trabajadores en nuestro estudio reportaron que es común que se les despida o se les aliene si hacen quejas o comentan su situación. Estas situaciones son aún más complicadas para aquellos trabajadores que son indocumentados.

 

¿Qué les gustaría que la gente aprendiera de su investigación y por qué es importante ahora?

 

Los desafíos que enfrentan los trabajadores agrícolas han sido un problema persistente que comenzó hace mucho tiempo y va más allá de esta pandemia. Es importante tomar en cuenta que los trabajadores agrícolas tienen una gran dependencia con sus empleadores, los capataces de campo y los contratistas. Debido a esto, los trabajadores tienen un poder de decisión y control sobre su trabajo y las condiciones de vida que se les ofrecen muy limitado. Esta falta de autonomía aumenta la vulnerabilidad de los trabajadores en términos de condiciones de trabajo precarias, explotación laboral y otros tipos de situaciones injustas o perjudiciales para la salud de estos trabajadores.

 Entendemos que este es el primer estudio que ha recopilado datos primarios sobre factores de riesgo de salud ocupacional y ambiental relacionados con las condiciones de trabajo y de vida en esta población de trabajadores en Michigan. Nuestro objetivo es que los hallazgos de nuestro estudio sean útiles para informar el desarrollo de estrategias de prevención y mitigación del COVID-19 para esta población vulnerable basadas en conocimiento científico. Esperamos que nuestro trabajo despierte interés para poder tener conversaciones importantes e informar acciones que puedan ayudar a mejorar las condiciones de trabajo y de vida de estos trabajadores “esenciales” ahora y en el futuro.

 

EAST LANSING, MICHIGAN (EVH/AP) - Más de 30 casos del coronavirus han sido vinculados a un bar popular cerca de la Universidad Estatal de Michigan, dijeron el miércoles funcionarios de salud, mientras instaron a las personas que habían visitado el negocio a practicar una auto-cuarentena.

Las personas que estuvieron en Harper’s en East Lansing entre el 12 y el 20 de junio deberían quedarse en casa durante 14 días, "autocontrolarse para detectar síntomas y distanciarse eximirse de otros contactos domésticos como familiares y compañeros de cuarto", dijo el departamento de salud del condado de Ingham.

Al menos 33 personas que estaban en Harper dieron positivo al virus, dijo la portavoz del departamento, Amanda Darche. Otra persona lo obtuvo de alguien que visitó Harper.

"Necesitamos que todos los expuestos se queden en casa", dijo la oficial de salud del condado Linda Vail.

La mayoría de las personas que dieron positivo tenían síntomas leves, mientras que algunas eran asintomáticas, dijo el departamento de salud.

Harper’s Restaurant and Brew Pub cerró temporalmente después de reabrir el 8 de junio.

"Entendemos que las personas que dieron positivo para COVID-19 visitaron nuestro establecimiento, así como varios otros en East Lansing", dijeron los propietarios Pat y Trisha Riley. "Entonces, antes de abrir, estamos invirtiendo en nueva tecnología de filtración de aire, así como en una aplicación de administración de línea virtual que ayudará a negar las líneas de aceras de la ciudad sobre las que no tenemos control ni autoridad".

Mientras tanto, el departamento de salud estatal reportó 323 nuevos casos en todo el estado el miércoles, la cifra diaria más alta en junio, y cuatro muertes.

LANSING, MICHIGAN - La gobernadora Gretchen Whitmer firmó una la Orden Ejecutiva que establece requisitos y procedimientos adicionales para mantener a los trabajadores agrícolas a salvo de los efectos de COVID-19.

 "Es fundamental para los habitantes de Michigan tener acceso a alimentos saludables y nutritivos cultivados aquí mismo en nuestro estado, y una de las mejores maneras de garantizar eso es garantizar que los trabajadores agrícolas migrantes estén protegidos contra la propagación de COVID-19", dijo la gobernadora Whitmer . "Esta Orden Ejecutiva salvará vidas y ayudará a mantener el sector agrícola del estado funcionando sin problemas y de manera consistente".

 La Orden Ejecutiva 2020-111, que entra en vigencia de inmediato y vence el 29 de junio, requiere que los propietarios y operadores de viviendas para migrantes proporcionadas por el empleador con licencia del Departamento de Agricultura y Desarrollo Rural de Michigan (MDARD) brinden a los residentes las mismas garantías que las empresas deben proporcionar trabajadores bajo la Orden ejecutiva 2020-97. Esto incluye crear un plan de respuesta COVID-19, proporcionar equipo de protección personal y seguir medidas de distanciamiento social.

 Los propietarios y operadores de viviendas también deben:

Separar las camas al menos 6 pies o más en todas las direcciones; Proporcionar viviendas de aislamiento para la infección por COVID-19 que no hayan recibido un resultado positivo de una prueba de COVID-19, a menos que el residente resida en una unidad de vivienda unifamiliar o una unidad de vivienda familiar que sea parte de una unidad multifamiliar y pueda aislarse efectivamente; Proporcionar viviendas, comedores y baños para residentes confirmados por COVID-19 separados de los residentes que no están confirmados por COVID-19; Asegurar una ventilación regular de las habitaciones donde se alojan los residentes afectados por COVID-19; Asegurarse de que cualquier persona que entregue alimentos y agua a residentes aislados esté equipado con el EPP adecuado.

Hacer arreglos para que los residentes afectados por COVID-19 sean evaluados por un proveedor médico a través del departamento de salud local o un centro de salud calificado federalmente.

Adoptar cualquier medida adicional de control de infecciones consistente con la guía emitida por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS).

 "COVID-19 puede propagarse fácilmente en entornos donde muchas personas viven cerca, como las viviendas para migrantes donde viven miles de trabajadores agrícolas migrantes en Michigan cada año", dijo la gobernadora Whitmer. "Los trabajadores agrícolas migrantes son una fuerza laboral esencial en Michigan y garantizar su salud y bienestar ayudará a garantizar que la cadena de suministro de alimentos de Michigan no se vea afectada".

Subcategories

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

 

Video de hoy

Comentando los Hechos

FOTO NOTICIAS