ULTIMAS NOTICIAS

KILLEEN, Texas (ABC13)- Una sospechosa en el caso de la desaparición de la especialista del ejército de Fort Hood, Vanessa Guillén, dijo a los investigadores que le pidieron que ayudara a ocultar un cuerpo, según la policía.

Cecily Aguilar, de 22 años, ha sido acusada de un cargo de conspiración para manipular pruebas.

El Ejército dijo que Aguilar es la esposa separada de un ex soldado que estaba asignado a la fortaleza  Fort Hood.

Aaron David Robinson, un especialista del Ejército de 20 años, fue identificado como la persona de interés en el caso de Guillén. 

Guilén desapareció en abril. Robinson murió por suicidio cuando las autoridades lo contactaron el miércoles, según el agente especial Damon Phelps con el Comando de Investigación Criminal del Ejército.

Robinson supuestamente admitió ante Aguilar que transfirió el cuerpo de la mujer de la base a un sitio remoto en el condado de Bell.

"Posteriormente, Robinson contó con la ayuda de Aguilar para deshacerse del cuerpo de la mujer muerta", se lee en un comunicado de prensa emitido por la Oficina del Fiscal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos - Distrito Oeste de Texas.

Según la denuncia penal, el 21 de junio, lo que parecían ser los restos quemados en una bolsa de plástico o una caja resistente se encontró en un área cerca de donde sonó el teléfono de Robinson. No se encontraron restos ese día.

Alrededor de la 1 p.m. El 30 de junio, los contratistas que trabajaban en una verja cerca del río León descubrieron lo que parecían ser restos humanos. Cuando las autoridades registraron el área, encontraron restos humanos dispersos que parecían ser colocados en una sustancia similar al hormigón y enterrados.

Según los investigadores, Aguilar admitió que Robinson le dijo que mató a una mujer soldado al golpearla en la cabeza con un martillo varias veces en su sala de armas mientras estaba en el puesto el 22 de abril, el mismo día que desapareció Guillén.

La denuncia penal dijo que Robinson luego colocó el cuerpo de Guillén en una caja y lo trasladó a un lugar cerca del río León.

Aguilar dijo a los funcionarios que en algún momento entre la tarde del 22 de abril y la madrugada del 23 de abril, Robinson la recogió en la estación de servicio donde trabajaba y la llevó a un área cerca del río Leon y un puente. Una caja con ruedas y asas ya estaban en el sitio.

Aguilar dijo que Robinson la acompañó al bosque, abrió la caja y vio a una mujer muerta adentro. Aguilar luego dijo a los investigadores que "reconoció a la fallecida a quien ayudó a Robinson a mutilar y deshacerse", como Guillén.

La denuncia dice que Aguilar y Robinson usaron un hacha y un cuchillo tipo machete para desmembrar el cuerpo. Supuestamente intentaron quemarlos, los colocaron en tres agujeros separados y los taparon.

Los restos encontrados en una tumba poco profunda cerca del río Leon en el condado de Bell aún no han sido identificados formalmente por las autoridades.

Aguilar enfrenta hasta 20 años de prisión y una multa máxima de $250,000, si es declarada culpable.

Actualmente está detenida en la cárcel del condado de Bell. Su primera aparición en la corte será en Waco.

Se espera que la audiencia tenga lugar a principios de la próxima semana.

Por DEB RIECHMANN y ELLIOT SPAGAT

 

WASHINGTON (AP) — El gobierno de Estados Unidos extendió el lunes hasta fin de año una restricción a la emisión de tarjetas de residencia fuera del país, y añadió muchas visas de trabajo temporal a esa suspensión, incluidas aquellas usadas ampliamente por las compañías de tecnología y corporaciones transnacionales.

El gobierno dijo que la medida es una forma de liberar empleos en una economía que sufre los estragos del coronavirus. Un funcionario de alto rango que habló con los reporteros bajo condición de anonimato estimó que las restricciones liberarán hasta 525.000 empleos para los estadounidenses, una afirmación que fue rápidamente cuestionada por detractores.

La medida, aunque es temporal, equivaldría a una importante reestructuración de la inmigración legal si se hace permanente, un objetivo que el gobierno no había podido lograr antes de la pandemia. También se intentan implementar cambios a largo plazo que le impedirían a muchos solicitantes de asilo obtener permisos de trabajo y otorgarían en forma distinta las visas para trabajadores de empresas de alta tecnología.

Los grupos empresariales habían presionado para limitar los cambios, pero obtuvieron poco de lo que querían, lo cual representa una victoria para los sectores que desean restringir la inmigración justo cuando Trump quiere consolidar aún más el respaldo que le dan antes de los comicios de noviembre.

Las categorías de visas afectadas por las nuevas restricciones, que entran en vigor el miércoles, son: H-1B, utilizadas ampliamente por las principales compañías tecnológicas estadounidenses y de India, y sus familiares inmediatos; H-2B, para los trabajadores temporales no agrícolas; J-1, para estudiantes de intercambio, y L-1, para gerentes y empleados destacados de corporaciones trasnacionales.

Habrá excepciones para los trabajadores del sector de procesamiento de alimentos, que representan alrededor del 15% de las visas H-2B, dijo el funcionario. Los trabajadores de salud que ayudan a combatir al coronavirus mantendrán una exención a las restricciones, aunque será más limitada.

“En la administración del sistema migratorio de nuestra nación, debemos estar conscientes del impacto de los trabajadores extranjeros sobre el mercado laboral de Estados Unidos, especialmente en el extraordinario ambiente actual de elevado desempleo interno y menor demanda de mano de obra”, escribió Trump en su proclama presidencial.

El mandatario impuso una restricción de 60 días a la emisión de tarjetas de residencia en el extranjero en abril, la cual iba a expirar el lunes. Ese anuncio, que afectaba en gran medida a familiares, fue recibido con sorprendente frialdad por los sectores radicales opuestos a la inmigración, quienes dijeron que Trump no fue lo suficientemente lejos.

Las nuevas medidas para incluir a las visas de no inmigrante se acercan más a satisfacer a los que desean impedir la llegada de trabajadores extranjeros.

“Esta es una medida audaz del gobierno de Donald Trump para proteger los empleos estadounidenses”, dijo Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios sobre Inmigración, un grupo que está a favor de las restricciones. “No todos los puntos en nuestra lista de verificación de las acciones que se requieren están incluidos en el anuncio de hoy, pero los cabilderos corporativos que estaban luchando desesperadamente para que se concedieran excepciones con el fin de proteger el acceso de sus clientes a mano de obra barata del extranjero han sido desairados en gran medida”.

Thomas J. Donohue, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, dijo que las medidas dañarán a la economía estadounidense, en lugar de ayudarla.

“El colocar un letrero de ‘usted no es bienvenido’ para ingenieros, ejecutivos, expertos en tecnologías de la información, doctores, enfermeras y otros trabajadores no ayudará a nuestro país, sino que impedirá que avancemos”, señaló. “Los cambios restrictivos al sistema migratorio de nuestra nación impulsarán las inversiones y la actividad económica en el extranjero, desacelerarán el crecimiento y reducirán la creación de empleos”.

BSA, un grupo que representa a importantes compañías de software, exhortó al gobierno a reconsiderar, en especial los cambios al programa a las visas H-1B, diciendo que entorpecerán la recuperación económica al dificultar cubrir puestos laborales cruciales.

“El cubrir estos puestos que son más abundantes que el número de empleados estadounidenses capacitados para ocuparlos significa que estos empleos pueden quedarse en Estados Unidos”, señaló el grupo. “Esto le permite a las compañías asentadas en Estados Unidos mantenerse competitivas a nivel global, lo que a su vez impulsa a la economía del país, creando empleos para millones de estadounidenses”.

La restricción a la emisión de visas en el extranjero entrará en vigor de manera inmediata. Otros cambios, como restringir los permisos de trabajo para solicitantes de asilo, pasarán por un proceso formal de elaboración de reglas que toma meses.

El gobierno está proponiendo una nueva forma de otorgar las visas H-1B, señaló el funcionario, para concederlas con base en el salario más alto, en lugar del sistema por lotería.

Las visas H-1B tienen un límite de 85.000 al año para gente con un “conocimiento altamente especializado” y cuando menos una licenciatura, con frecuencia en ciencia, tecnología, ingeniería, enseñanza y contabilidad. Los críticos dicen que las compañías de alta tecnología han utilizado las visas como una herramienta para subcontratar empleos a extranjeros, reemplazando a los estadounidenses.

Cognizant Technology Solutions Corp. fue la que más empleados contrató con visas H-1B en el año fiscal 2018, seguida por Tata Consultancy Services Ltd., Infosys Ltd., Deloitte Consulting LLP y Microsoft Corp. Otros empleadores de gran tamaño son Amazon.com Inc., Apple Inc., Google y Facebook Inc.

La norma en contra de los solicitantes de asilo, programada para entrar en vigor el 25 de agosto, les dificultaría mucho más obtener permisos de trabajo al, entre otras cosas, alargar de 150 días a un año el tiempo de espera para presentar la solicitud y descartar a los solicitantes que cruzan la frontera ilegalmente.

El reglamento de 328 páginas — firmado por Chad Mizelle, abogado general interino del Departamento de Seguridad Nacional, que es considerado aliado del asesor de la Casa Blanca Stephen Miller — dice que el limitar los permisos de trabajo eliminará un importante incentivo para que la gente venga a Estados Unidos a solicitar asilo.

Es la más reciente de una larga serie de medidas que hacen que sea más difícil de obtener asilo, haciéndolo casi inalcanzable, según algunos grupos activistas que defienden a los inmigrantes.

“La norma le impedirá a muchos refugiados obtener alimento, manutención y vivienda para ellos y sus familias”, dijo Eleanor Acer, directora de protección de refugiados en el organismo Human Rights First. “Los solicitantes de asilo y sus familias ya pasan apuros para sobrevivir en los actuales tiempos de espera para obtener autorización de trabajo. Pero esta norma hará que a muchos les sea imposible la supervivencia”.

Tal vez el único consuelo importante para las empresas y las instituciones académicas es la preservación — al menos por ahora — del programa de Capacitación Práctica Opcional que le permite a los graduados de universidades permanecer en Estados Unidos hasta tres años después de concluir sus estudios.

CHICAGO (AP) — Catorce personas, incluidos cinco niños, fallecieron durante una serie de balaceras en Chicago el fin de semana del Día del Padre, el mayor número de víctimas por disparos en la ciudad en un solo fin de semana en lo que va del año, informaron las autoridades el lunes.

Entre las víctimas se encontraba un niño de 3 años, que según la policía recibió un disparo el sábado cuando estaba en un automóvil con su padre en el vecindario del sur de Austin.

La policía dijo que el padre de 27 años era el objetivo cuando alguien disparó al vehículo. Los líderes de la comunidad están ofreciendo una recompensa de 10.000 dólares por cualquier información sobre el asesinato del niño.

Las otras víctimas incluyen a una niña de 13 años que murió después de recibir un disparo en el cuello mientras miraba televisión en su casa, y dos menores, de 17 y 16 años, que fallecieron en un tiroteo por separado el sábado.

El superintendente de policía David Brown dijo que la policía está tratando de localizar a los responsables de la violencia. Dijo que “pandillas, armas y drogas” son el hilo conductor de esos tiroteos.

“Los buenos hombres de esta ciudad debían celebrar con sus familias en un hermoso día, pero en cambio, un número de habitantes de Chicago pasarán el Día del Padre lamentando la pérdida de sus hijos”, dijo el domingo.

En total, 102 personas fueron baleadas en Chicago desde el viernes por la noche hasta el lunes por la mañana, el mayor número de víctimas de disparos en un solo fin de semana este año, informó el Chicago Sun-Times.

La violencia se produce casi un mes después de que Chicago tuvo su fin de semana más letal del Día de los Caídos desde 2015, cuando nueve personas murieron y otras 27 resultaron heridas en tiroteos.

Por DARLENE SUPERVILLE

 

WASHINGTON (AP) — La comisión apartidista de Estados Unidos que auspicia los debates entre candidatos presidenciales anunció el martes que un debate para octubre previsto originalmente en Michigan se realizará ahora en Florida.

La Universidad de Michigan, Ann Arbor, determinó que no era “factible” servir de sede del debate del 15 de octubre, dijo la Comisión de Debates Presidenciales.

El debate tendrá lugar en el Centro de Artes Escénicas Adrienne Arsht en Miami.

En una carta a la Comisión de Debates Presidenciales, el rector de la Universidad de Michigan, Mark Schlissel, explicó que la decisión se debió en parte al trabajo necesario para preparar el campus para el semestre de otoño durante la pandemia de coronavirus.

“Dada la magnitud y la complejidad del trabajo que emprendemos para asegurar un otoño sano y seguro a nuestros estudiantes, profesores y personal y algunos visitantes —y teniendo en cuenta las normas de salud pública de nuestro estado y los consejos de nuestros propios expertos— consideramos que no es factible para nosotros ser la sede del debate presidencial como estaba previsto”, escribió Schlissel.

Otros dos debates presidenciales y uno entre los candidatos a vicepresidente se realizarán de acuerdo con los planes originales.

Los debates entre candidatos presidenciales están previstos para el 29 de septiembre en la Universidad de Notre Dame en Indiana, el 15 de octubre en el Centro Adrienne Arsht en Miami y el 22 de octubre en la Universidad Belmont en Tennessee.

El debate para candidatos a vicepresidente está previsto para el 7 de octubre en la Universidad de Utah en Salt Lake City.

CHARLOTTE, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Dos personas murieron y siete resultaron heridas en un tiroteo en la ciudad más grande de Carolina del Norte, según la policía, mientras que otras cinco fueron golpeadas por vehículos.

Los disparos ocurrieron en una “fiesta vecinal improvisada” que era una continuación de las celebraciones de Juneteenth, dijo a la prensa el subjefe de la policía de Charlotte-Mecklenburg, Johnny Jennings.

La policía respondió a un aviso de un peatón atropellado en torno a las 00:30 del lunes encontró a cientos de personas en la calle, según un comunicado policial. Cuando llegaron los agentes, oyeron disparos cerca.

Las primeras informaciones sobre lo sucedido indicaban que “varios tiradores hicieron docenas de disparos sobre la multitud”, indicó una nota de prensa de la policía. El lunes de madrugada no había detenidos.

Una mujer baleada fue declarada muerta en el lugar, según la nota de prensa. Su edad e identidad no se publicaron. La otra muerte se certificó en un hospital. No había más detalles sobre la segunda víctima mortal.

En un primer momento se desconocía el estado de los siete heridos en la balacera.

Jennings indicó en un principio que las cinco personas alcanzadas por vehículos se habían lastimado al huir, pero el comunicado policial indicó después que la primera persona atropellada parecía ser la víctima de la llamada a la que respondían los agentes en un principio, mientras que las otras cuatro personas fueron golpeadas por vehículos

El tiroteo ocurrió en la calle Beatties Ford en el norte de Charlotte, señaló la policía.

No había más detalles disponibles en un principio. 

El viernes comenzaron las celebraciones de Juneteenth , que conmemora el momento en el que los últimos afroestadounidenses supieron que eran libres hace 155 años.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

 

Video de hoy

Comentando los Hechos

FOTO NOTICIAS