ULTIMAS NOTICIAS

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Una jueza federal ordenó el martes a Texas no permitir que los policías estatales detengan vehículos con migrantes a bordo sobre la base de que podrían propagar el COVID-19, mientras crecen las preocupaciones y los casos de coronavirus a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

La orden temporal emitida por la jueza de distrito Kathleen Cardone de El Paso representa una victoria a corto plazo para el gobierno del presidente Joe Biden, que había advertido que el plan del gobernador Greg Abbott crearía más problemas en medio de altos niveles de cruces fronterizos en Texas, particularmente en Rio Grande Valley, que un funcionario estadounidense describió como el “epicentro del repunte actual”.

En una muestra de la creciente crisis, los funcionarios locales que han rechazado las acciones de inmigración de línea dura de Abbott para encarcelar a los que cruzan la frontera y para construir una nueva barrera, declararon esta semana un estado de desastre local en momentos en los que suben los casos de COVID-19 y la capacidad en los albergues para migrantes se agota.

Cardone dijo que la directiva de Abbott tendría el efecto de “exacerbar la propagación del COVID-19”. Programó otra audiencia para la próxima semana.

Renae Eze, el portavoz de Abbott, dijo que la decisión estaba “basada en pruebas limitadas” y que su oficina esperaba aportar evidencia al tribunal.

Al igual que Texas, el gobierno de Biden también está planteando inquietudes sobre la variante delta, la cual es más contagiosa, mientras un gran número de personas sigue llegando a la frontera sur de Texas. El lunes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) renovaron los poderes de emergencia que permiten que las autoridades federales expulsen a las familias de migrantes en la frontera con el argumento de que eso evita una mayor propagación del coronavirus.

Pero en la demanda contra Texas, el Departamento de Justicia federal acusó a Abbott de empeorar potencialmente la propagación del COVID-19, señalando en unos documentos entregados a la corte que la transferencia de migrantes prolongaría la detención de niños que viajaron sin compañía de un adulto en instalaciones “cada vez más hacinadas”.

El juez Richard Cortes del condado de Hidalgo, quien es demócrata y el funcionario electo de mayor rango en el condado más poblado de Rio Grande Valley, dijo el martes que, normalmente, alrededor del 8% de los migrantes que fueron sometidos a una prueba de coronavirus arrojaron un resultado positivo. Señaló que esa cifra es ahora de 16%, más o menos en concordancia con la tasa de resultados positivos de Texas del 17%, de acuerdo con datos de salud estatales.

“No está mejorando. Está empeorando”, señaló Cortez, defendiendo su orden de desastre local.

Los críticos han acusado a Abbott —quien busca elegirse para un tercer periodo en 2022— de tratar de desviar la culpa del rápido aumento de las cifras de COVID-19 a los migrantes, al tiempo que rechaza las peticiones de volver a implementar órdenes de uso de mascarillas y otras restricciones relacionadas con la pandemia. El martes, Texas superó los 7.000 pacientes hospitalizados a causa de la enfermedad por primera vez desde febrero y reportó más de 11.000 casos nuevos.

La semana pasada, Abbott había autorizado una mayor presencia de policías estatales en la frontera de Texas para “detener cualquier vehículo ante la sospecha razonable” de que transporte migrantes. Los policías podrían entonces enviar a los vehículos de regreso a su punto de origen o remitirlos a depósitos. Los grupos defensores de derechos civiles y activistas en favor de los migrantes han expresado inquietudes en torno a que la directriz podría dar pie a encasillamiento racial.

Los cruces fronterizos generalmente disminuyen durante el verano por el sofocante calor. Sin embargo, las autoridades estadounidenses informaron el lunes que en julio recogieron a aproximadamente 19.000 menores sin compañía de un adulto, superando el máximo anterior de 18.877 registrado en marzo. El total de junio fue de 15.253, de acuerdo con David Shahoulian, secretario adjunto de política fronteriza y de inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, que señaló que Rio Grande Valley tenía las cifras más altas.

En total, las autoridades estadounidenses detuvieron a migrantes en unas 210.000 ocasiones en la frontera en julio, comparadas con 188.829 de junio y la mayor cantidad en más de 20 años. Pero las cifras no son directamente comparables debido a que muchos cruzan la frontera en repetidas ocasiones debido a que son expulsados de manera expedita sin permitirles solicitar asilo y sin enfrentar consecuencias jurídicas.

Los CDC dijeron el lunes que la expulsión expedita seguiría en vigor hasta que su directora “determine que el peligro de que se siga introduciendo el COVID-19 en Estados Unidos por conducto de los extranjeros a quienes se aplica la medida ha dejado de ser una amenaza grave para la salud pública.”

EL PASO, Texas, EE.UU. (AP) — Las autoridades de la ciudad tejana de El Paso, en la frontera con México, inaugurarán un jardín en memoria de las víctimas al cumplirse el segundo aniversario de la matanza de 23 personas en un Walmart perpetrada por un hombre que quería matar latinos, un suceso que causó consternación en los dos países.

Tal como en el primer aniversario de la matanza, muchos de los eventos en memoria de las víctimas se verán afectados por las precauciones que requiere la pandemia de coronavirus. La inauguración del jardín —un espacio dedicado a la meditación serena entre agua y plantas— estará cerrada al público en general. Familiares de las víctimas y autoridades asistirán a la ceremonia, que será transmitida en vivo por redes sociales.

Habrá además un recorrido entre luminarias, lámparas tradicionales hechas de papel, arena y velas o luces LED.

La matanza del 3 de agosto de 2019 sucedió en un Walmart al que acude habitualmente gente de Estados Unidos y México.

Patrick Crusius, acusado de homicidio agravado bajo la ley de Texas y crímenes de odio racial y violación de las leyes sobre armas por la justicia federal, ha confesado que manejó 966 kilómetros (600 millas) desde su casa cerca de Dallas a El Paso para atacar a mexicanos, dicen las autoridades. Poco antes del ataque, publicó un texto racista online. Se ha declarado inocente y sus abogados defensores dicen que padece “discapacidad mental” grave.

Una veintena de personas resultaron heridas. Muchas de las víctimas eran ciudadanos mexicanos. El Paso es una ciudad en gran medida hispana que confirma con Ciudad Juárez un área metropolitana internacional con más de 2 millones de habitantes. Del lado estadounidense, los suburbios se extienden hasta Nuevo México.

La masacre de El Paso se produjo durante un fin de semana sumamente violento en Estados Unidos. Horas después de la matanza en Texas, otro hombre mató a tiros a nueve personas en una concurrida zona de vida nocturna en Dayton, Ohio.

NUEVA YORK (AP) — La fiscalía general del estado de Nueva York aseguró el martes que el gobernador, Andrew Cuomo, acosó sexualmente a varias mujeres dentro y fuera del gobierno estatal.

Cuomo encabezó un gobierno donde imperaba “un ambiente laboral hostil… preñado de miedo e intimidación”, según una pesquisa de la fiscalía que duró casi cinco meses. Dos abogados independientes entrevistaron a 179 personas para realizar la averiguación.

La abogada experta en asuntos laborales Anne Clark, quien encabezó la investigación junto con el ex fiscal general Joon Kim, dijeron que a su parecer las 11 denunciantes eran creíbles. Añadieron que las denuncias fueron corroboradas en mayor o menor grado, por ejemplo, mediante testigos o mensajes de texto.

Entre los entrevistados había denunciantes, empleados anteriores y actuales del brazo ejecutivo de la gobernación, policías y otros empleados estatales y funcionarios que interactuaron regularmente con el gobernador.

“Estas entrevistas y otras evidencias revelaron un panorama sumamente inquietante: el gobernador Cuomo acosó sexualmente a empleados actuales y anteriores, violando leyes estatales y federales”, declaró el martes la fiscal general del estado, Letitia James, al anunciar los resultados de la pesquisa.

Según la averiguación, en por lo menos una ocasión Cuomo y sus subalternos intentaron tomar represalia contra una exempleada que lo acusó de conducta indebida. Cuomo también hostigó a mujeres ajenas al gobierno estatal, según la indagación.

En conferencia de prensa, James aseguró que la investigación no hubiera podido efectuarse sin “estas mujeres heroicas que alzaron su voz”.

A fines del año pasado, Cuomo enfrentó denuncias de que manoseó o acosó sexualmente a mujeres que trabajaban con él o que él conoció durante actos públicos. Una empleada denunció que el gobernador le tocó un seno.

Otra empleada, Lindsey Boylan, denunció que Cuomo la besó en los labios en su oficina y “hacía hasta lo imposible para tocarme la espalda, los brazos o las piernas”.

Luego que Boylan presentó sus denuncias en diciembre, el gobierno de Cuomo trató de desprestigiarla al revelarle a periodistas que ella renunció luego que varios subalternos se quejaron de que ella les gritaba y los maltrataba.

Boylan aseguró que esos documentos “fueron entregados a los periodistas en un intento de desprestigiarme”.

Las conclusiones de la investigación seguramente provocarán un mayor clamor para la renuncia de Cuomo, quien hace apenas un año era elogiado por su manejo de la pandemia e incluso escribió un libro sobre el episodio.

Desde entonces, el gobernador ha sido blanco de múltiples denuncias, incluso la de haber usado fondos inapropiadamente para escribir el libro y de que su administración manipuló las cifras sobre las muertes por COVID-19 en hogares para ancianos.

Cuomo programó una conferencia de prensa en Albany para responder al informe.

El reporte detalló, por primera vez, las denuncias de que Cuomo acosó sexualmente a una agente de la policía estatal que es parte de su escolta. Según la denuncia, el gobernador la acarició con la mano en el vientre y la espalda, la besó en la mejilla, le pidió ayuda para buscar novia y le preguntó por qué no se ponía vestido.

El reporte incluye también una denuncia de una mujer empleada de una compañía de energía según la cual Cuomo la tocó inapropiadamente, acariciando los dedos sobre las letras de su camisa mientras leía en voz alta el nombre de la compañía y luego le dijo “Ahorita diré que encontré una araña en tu hombro” y le acarició entre el hombro y los senos.

“Estas mujeres valientes se atrevieron a desafiar al poder y, al hacerlo, expresaron su esperanza de que si bien el gobernador es una figura poderosa la verdad lo es más”, afirmó Kim en conferencia de prensa.

WASHINGTON (AP) — Un oficial murió apuñalado en un estallido de violencia el martes en una estación de tránsito cerca del Pentágono, informaron fuentes policiales.

El Pentágono, cuartel general de las fuerzas armadas estadounidenses, estuvo clausurado de emergencia por más de una hora tras el estallido de disparos.

Un oficial del Pentágono que fue apuñalado luego sucumbió a sus heridas, dijeron las fuentes que hablaron con la AP condición de anonimato.

El Pentágono programó una conferencia de prensa para más tarde, a fin de dar más detalles.

El incidente ocurrió en una parada de autobús que es parte del Centro de Tránsito del Pentágono, tuiteó la Agencia de Protección del Pentágono. La parada se encuentra a pocos pasos del edificio del Pentágono, que se encuentra en el condado de Arlington, Virginia, al otro lado del río Potomac que lo separa de Washington.

Un periodista de The Associated Press cerca del edificio escuchó varios disparos, luego una pausa y después al menos un disparo más.

Otro periodista de AP escuchó a un agente que gritaba “tirador”.

Un anuncio del Pentágono dijo que la instalación fue cerrada debido a “actividad policial”. La agencia responsable de la seguridad del edificio tuiteó poco antes del mediodía que la escena del incidente estaba asegurada. Se levantó el cierre salvo en la zona en torno a la escena del crimen.

En el momento del incidente, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, se encontraban en reunión en la Casa Blanca con el presidente Joe Biden.

En 2010, dos agentes de seguridad del Pentágono resultaron heridos cuando un hombre armado los encaró en una zona de control. Los agentes, que sobrevivieron, abatieron al agresor, identificado como John Patrick Bedell.

 

WASHINGTON (AP) — El Pentágono fue cerrado de emergencia el martes por la mañana después de que se efectuaran varios disparos cerca de una parada de autobús junto a la estación de metro del edificio.

Al menos una persona estaba herida, de acuerdo con dos personas al tanto de la situación que hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizadas a dar información. Se desconocía el estado de la víctima.

El departamento de bomberos del condado Arlington reportó “múltiples pacientes”, pero se desconoce su condición médica o si fueron alcanzados por los balazos.

El incidente ocurrió en una parada de autobús que es parte del Centro de Tránsito del Pentágono, tuiteó la Agencia de Protección del Pentágono. La parada se encuentra a pocos pasos del edificio del Pentágono.

Un periodista de The Associated Press cerca del edificio escuchó varios disparos, luego una pausa y después al menos un disparo más.

Otro periodista de AP escuchó a un agente que gritaba “tirador”.

Un anuncio del Pentágono dijo que la instalación fue cerrada debido a “actividad policial”.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: SEIU

 

Entrevista con integrantes del Servicio Internacional de Uniones (SEIU), quienes están luchando por la aprobación de la legalización de todos los trabajadores indocumentados en Estados Unidos.

FOTO NOTICIAS