ULTIMAS NOTICIAS

KENTWOOD, MICHIGAN- Un hombre que recibió un disparo de un oficial de la Policía de Kentwood fue acusado de agresión grave por apuntar con un arma a la policía.

El incidente ocurrió el pasado jueves 29 de junio, cuando los agentes detuvieron a Salim Kadir-Tyler Powell, de 29 años de edad. La policía había recibido informes de vecinos preocupados en el área debido a amenazas y a un disparo realizado por Powell.  

Los oficiales intentaron decirle al sospechoso que se detuviera y soltara su arma, pero no lo hizo, lo que llevó a la policía a dispararle a Powell después de que apuntó con un arma de fuego al oficial. 

Powell fue trasladado al hospital y pronto fue dado de alta con una herida en el abdomen que no amenazaba su vida.

La Oficina del Fiscal del Condado de Kent recibió un informe de investigación de la Oficina del Sheriff del Condado de ese condado y concluyó que el oficial involucrado tenía la creencia honesta y razonable de que el sospechoso estaba a punto de disparar.  

El fiscal del condado de Kent, Chris Becker, dijo que el oficial tenía derecho a protegerse a sí mismo y al sargento antes de que les dispararan. 

“En el Departamento de Policía de Kentwood creemos sinceramente que debemos ganarnos y tener la confianza del público para brindar el mejor servicio profesional a nuestra comunidad”, dijo el Jefe de Policía Richard Roberts.  

“En gran parte para mantener esa confianza se requiere que usemos la fuerza sólo cuando sea razonable, según las circunstancias de cada incidente individual”. Agregó. 

Se ha determinado que las acciones del oficial están justificadas y, desde entonces, ha vuelto a sus funciones completas. Powell ha sido liberado con una fianza de $20,000 de la cárcel del condado de Kent y está a la espera de juicio.

 

 


EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

GALERÍA DE FOTOS

Video de hoy

Al Día con El Vocero Hispano: SEIU

 

Entrevista con integrantes del Servicio Internacional de Uniones (SEIU), quienes están luchando por la aprobación de la legalización de todos los trabajadores indocumentados en Estados Unidos.

FOTO NOTICIAS