ULTIMAS NOTICIAS

LANSING, Mich. – El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS) actualizó su guía de aislamiento y cuarentena escolar K-12 para reflejar las actualizaciones recientes realizadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que modifica o acorta la cuarentena y períodos de aislamiento a tan solo cinco días en algunas circunstancias.

Los cambios incluyen lenguaje sobre orientación de aislamiento que permite a los estudiantes, maestros y personal regresar a la escuela antes y después de la infección, bajo ciertas circunstancias. La guía de cuarentena también se actualiza, lo que permite que los estudiantes, así como el personal y los maestros, regresen a la escuela antes y después de una exposición en la escuela.

El estado se compromete a garantizar que los estudiantes y educadores de Michigan estén lo más seguros posible en el aula. Cuando las estrategias de prevención en capas, como la vacunación, el uso de máscaras, el distanciamiento, las pruebas, el aislamiento y la cuarentena se aplican de manera constante, la transmisión de COVID-19 asociada a la escuela se reduce significativamente. MDHHS continúa recomendando el enmascaramiento universal en entornos K-12. Esta guía ayudará a las escuelas K-12 a mantener el aprendizaje en persona al delinear estrategias de mitigación cuando los estudiantes, los maestros y el personal estén expuestos a un caso de COVID-19 en un entorno escolar.

La cuarentena y el aislamiento están determinados por el departamento de salud local y se utilizan como herramientas importantes para prevenir la propagación de enfermedades.

La gente se aísla cuando ya están contagiados de COVID-19 y han dado positivo, aunque no tengan síntomas. El aislamiento se utiliza para separar a las personas que están infectadas con COVID-19 de las que no lo están.

 

  • Es necesario ponerse en cuarentena cuando se pudo haber estado expuesto al COVID-19. Esto se debe a que podría infectarse con COVID-19 y podría contagiar con COVID-19 a otras personas.

 

Descripción general de la guía de aislamiento de COVID-19 para escuelas K-12

 

Los estudiantes, maestros y personal que den positivo en la prueba de COVID-19 y/o muestren síntomas de COVID-19 deben aislarse independientemente del estado de vacunación:

  • Si es positivo sin síntomas, controle los síntomas desde el día de la exposición hasta el día 10 de aislamiento; y
  • Aislamiento en casa durante 5 días (el día "0" es el día en que comienzan los síntomas o el día en que se tomaron las pruebas para estudiantes, maestros y personal que no tienen síntomas); y
  • Si los síntomas han mejorado o continúa sin síntomas, regrese a la escuela, mientras usa una máscara bien ajustada, durante los días 6 a 10; o
  • Quédese en casa durante 10 días si no quiere/no puede usar una máscara.

 

Si tiene fiebre, quédese en casa hasta que esté libre de fiebre por un período de 24 horas sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre.

 

Descripción general de la guía de cuarentena de COVID-19 para escuelas K-12

 

  • Los contactos cercanos de un caso de COVID-19 no necesitan ponerse en cuarentena en casa si:
    • Haber confirmado COVID-19 en los últimos 90 días; y/o
    • Están al día con todas las vacunas COVID-19 recomendadas para las que son elegibles

 

Estos contactos aún deben monitorear sus síntomas y "Máscara para quedarse" durante 10 días a partir de la fecha de la última exposición.

 

  • Los contactos cercanos de un caso de COVID-19 que no cumplan con los criterios anteriores deben ponerse en cuarentena o pueden hacerse la prueba para quedarse y/o usar una máscara para quedarse. Las personas expuestas pueden:
    • Hacer cuarentena domiciliaria durante los días 1 a 5, si es factible, prueba el día 5, Y "Mascarilla para permanecer" durante los días 6 a 10; o
    • “Test to Stay” para los días 1 a 6 Y “Mask to Stay” para los días 1 a 10; o
    • Cuarentena domiciliaria durante los días 1 a 10 si no puede o no quiere usar mascarilla

 

Los estudiantes, maestros y personal deben controlar los síntomas durante el período de cuarentena (días 1 a 10). El día "0" es el día del último contacto cercano con cualquier estudiante, maestro o personal con resultado positivo de COVID-19. Si se desarrollan síntomas, hágase la prueba.

 

Monitoreo de síntomas

 

Durante los días 0-10 siguientes a la exposición:

  • Esté atento a los síntomas, como fiebre, tos, dificultad para respirar u otros síntomas de COVID-19.
  • Si se desarrollan síntomas, hágase la prueba de inmediato y aíslese hasta recibir los resultados de la prueba. Si la prueba es positiva, siga las recomendaciones de aislamiento.
  • Si los síntomas no se desarrollan, hágase la prueba al menos cinco días después de la última exposición.
  • Si es posible, manténgase alejado de otras personas en el hogar, especialmente de las personas que corren un mayor riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19.

 

Durante los 10 días completos posteriores a la última exposición, evite las personas inmunodeprimidas o con alto riesgo de enfermedad grave, asilos de ancianos y otros entornos de alto riesgo.

 

Prueba para permanecer: prueba cada dos días durante 6 días después de la exposición y el uso constante y correcto de una máscara bien ajustada.

 

Mascarilla para quedarse: es el uso constante y correcto de una mascarilla bien ajustada cuando está cerca de otras personas y en la escuela y en entornos públicos.

 

Para obtener más información, visite Michigan.gov/Coronavirus. Para encontrar una vacuna, visite VaccineFinder.org.

 

Por LINDSEY TANNER y MIKE STOBBE

Las hospitalizaciones en Estados Unidos por COVID-19 entre los niños menores de 5 años se han disparado en las últimas semanas a sus niveles más altos desde el inicio de la pandemia, según datos del gobierno dados a conocer el viernes.

La preocupante tendencia entre los niños que son demasiado jóvenes para recibir la vacuna resalta la necesidad de que adultos y niños de mayor edad se vacunen para brindarles un entorno seguro, afirmó la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés), la doctora Rochelle Walensky.

Desde principios de diciembre, a medida que la altamente contagiosa variante ómicron se propagaba a gran velocidad por todo el país, la tasa de hospitalización entre los menores de 5 años se ha disparado a más de cuatro por cada 100.000 menores. Eso se compara con la cifra previa de alrededor de uno por cada 10.000 niños de 5 a 17 años, según datos de los CDC.

En un comunicado, Walensky dijo que, si bien los niños aún tienen la tasa más baja de hospitalización de cualquier grupo de edad, “las hospitalizaciones pediátricas se encuentran en su tasa más elevada en comparación con cualquier punto previo de la pandemia”.

Durante una conferencia, dijo que las cifras incluyen niños hospitalizados por COVID-19 y aquellos internados por otros motivos y que se les detectó la infección.

Destacó que apenas poco más del 50% de los niños de 12 a 18 años cuentan con esquema completo de vacunación y únicamente el 16% de los menores de 5 a 11 años están completamente inoculados.

Hasta el martes, la cifra diaria promedio de niños y adolescentes hospitalizados por COVID-19 era de 766, el doble del número reportado hace apenas dos semanas.

Durante un informe en la Casa Blanca esta semana, el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas para el gobierno federal, explicó que muchos de los niños hospitalizados por COVID-19 padecen de otras condiciones médicas, lo que los vuelve más susceptibles a complicaciones. Entre ellas se incluyen la obesidad, la diabetes y las enfermedades pulmonares.

Fauci y Walensky han enfatizado que una de las mejores formas de proteger a los niños más jóvenes es vacunar a todos los demás.

Los datos dejan entrever que las dosis de refuerzo ofrecen la mejor protección contra ómicron y los CDC las recomendaron esta semana para niños de hasta 12 años. Entre las edades más avanzadas que ya son elegibles a la dosis adicional, apenas el 34% de ellos las han recibido.

___

Lindsey Tanner está en Twitter como: @LindseyTanner

 

GRAND RAPIDS, MICHIGAN- El Departamento de Salud del Condado de Kent (KCHD) está cambiando sus pautas de aislamiento y cuarentena para las personas que han dado positivo o han estado expuestas al coronavirus, para alinearse con las nuevas disposiciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

El CDC dice que la ciencia ahora muestra que la mayoría de la transmisión de COVID-19 ocurre temprano en la enfermedad, generalmente en los primeros dos días antes de que comiencen los síntomas y los dos o tres días posteriores. Por lo tanto, con vigencia inmediata, la nueva guía acorta los períodos de aislamiento y cuarentena en ciertos escenarios. Esta guía no reemplaza los requisitos locales o estatales.

Si un individuo da positivo por COVID-19, las nuevas pautas de aislamiento, independientemente del estado de vacunación, son:

  • Aislamiento durante cinco días,
  • Una persona puede salir del aislamiento si ya no presenta síntomas después de cinco días.
  • Continuar aplicando la mascarilla durante cinco días más. 

Si una persona está expuesta a alguien con COVID-19, las nuevas pautas de cuarentena son:

  • Para las personas que no están vacunadas, o si han pasado más de seis meses desde que recibieron la segunda dosis de la vacuna Pfizer o Moderna o más de dos meses después de recibir la vacuna J&J y no han recibido un refuerzo, deben ponerse en cuarentena por cinco días seguidos con uso estricto de la mascarilla durante cinco días adicionales.
  • Las personas que han recibido un refuerzo no necesitan ponerse en cuarentena después de una exposición, pero deben usar una máscara durante 10 días después de la exposición.
  • Todas las personas que han estado expuestas deben realizar la prueba cinco días después de la exposición.
  • Una persona que experimente síntomas durante la cuarentena debe hacerse la prueba de COVID-19 y quedarse en casa hasta recibir un resultado negativo. 

“Estas nuevas pautas significarán menos interrupciones en la vida de las personas y aún así retrasarán la propagación del virus”, dijo la Dra. Nirali Bora, directora médica del Departamento de Salud del condado de Kent. “Sin embargo, los casos y muertes por COVID-19 siguen siendo inaceptablemente altos. Alentamos a todas las personas elegibles a que se vacunen y se realicen lo antes posible. Cualquiera que experimente síntomas debe hacerse la prueba lo antes posible ".

Esta nueva guía se aplica al público y es posible que no se aplique a quienes residen en entornos de convivencia, escuelas o personas que trabajan con individuos en grupos de alto riesgo. El KCHD está actualizando todos sus materiales de orientación y comunicación para reflejar el cambio en las pautas de aislamiento y cuarentena.

¿Por qué tantas personas vacunadas contraen el COVID-19 últimamente?

Hay un par de factores a tener en cuenta, empezando por la aparición de la variante ómicron, altamente contagiosa, que es más probable que llegue a la gente aunque no cause cuadros graves de la enfermedad. Además, su auge coincide con la temporada de vacaciones en muchos lugares.

La población puede pensar erróneamente que las vacunas contra el COVID-19 impedirán por completo la infección, pero están desarrolladas principalmente para evitar desarrollar una patología grave, dijo Louis Mansky, investigador del virus en la Universidad de Minnesota.

Y las vacunas siguen cumpliendo su función en ese sentido, especialmente en aquellas personas que han recibido la dosis de refuerzo.

Dos dosis de las fórmulas de Pfizer-BioNTech o Moderna, o una de la de Johnson & Johnson, siguen brindando una protección fuerte contra un caso grave de ómicron. Aunque esas dosis iniciales no son muy efectivas a la hora de impedir el contagio con la nueva variante, las de refuerzo, especialmente las de Pfizer-BioNTech y Moderna, aumentan los niveles de anticuerpos para ayudar a evitar la infección.

La ómicron parece replicarse de forma mucho más eficiente que sus antecesoras. Y si una persona infectada tiene una carga viral alta, hay una mayor probabilidad de que la transmita a otros, especialmente si no están vacunados. La población vacunada que se contagie tiene más posibilidades de sufrir síntomas leves, si los desarrollan, ya que las vacunas activan múltiples defensas en el sistema inmunitario haciendo mucho más dificil que la ómicron las supere.

Las recomendaciones de seguridad no han cambiado. Los médicos dicen que se debe utilizar mascarilla en espacios cerrados, evitar multitudes y vacunarse. Aunque las vacunas no siempre le evitarán contraer el virus, harán mucho más probable que no fallezca ni tenga que ingresar en un hospital.

NUEVA YORK (AP) — Las autoridades de salud de Estados Unidos recortaron el lunes de 10 a cinco días los periodos de aislamiento recomendados para los estadounidenses que se contagian de coronavirus, y también disminuyeron el tiempo que las personas que estuvieron en contacto cercano con ellas tienen que guardar cuarentena.

Funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) indicaron que las directrices se alinean con la creciente evidencia de que las personas contagiadas con coronavirus son más infecciosas en los dos días previos a que presentan los síntomas, y en los tres días posteriores.

Otro factor que influyó para que se tomara la decisión fue el incremento en los casos de COVID-19, principalmente a causa de la variante ómicron.

Las primeras investigaciones dejan entrever que la ómicron podría provocar una enfermedad menos grave que las variantes previas del coronavirus. Pero el número tan grande de personas que se están infectando —y que por lo tanto tienen que aislarse o guardar cuarentena— amenaza la capacidad operativa de hospitales, aerolíneas y otros negocios, señalan los expertos.

Rochelle Walensky, directora de los CDC, dijo que el país está a punto de ver muchos casos de la ómicron.

“No todos esos casos van a ser graves. De hecho, muchos van a ser asintomáticos”, le dijo a The Associated Press el lunes. “Queremos asegurarnos de que exista un mecanismo por el cual podamos mantener a la sociedad funcionando de forma segura al tiempo que seguimos las recomendaciones científicas”.

La semana pasada, la agencia relajó las reglas que previamente estipulaban que los trabajadores de salud no acudieran a trabajar durante 10 días si daban positivo en una prueba diagnóstica. Las nuevas recomendaciones dicen que los trabajadores pueden volver a su sitio laboral después de siete días si ya dan negativo en una prueba diagnóstica y no tienen síntomas. Y la agencia señaló que el tiempo de aislamiento podría ser recortado a cinco días, o incluso menos, si hay fuerte escasez de personal.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Esta Semana con El Vocero Hispano: Edición 1270 // 21 de enero

 

Andrés Abreu y Edith Reyes comentan sobre las noticias en la edicion 1270 (21 de enero del 2022) de El Vocero Hispano.

FOTO NOTICIAS