ULTIMAS NOTICIAS

CAMBRIDGE, Massachusetts, EE.UU. (AP) — Los casos de coronavirus en Estados Unidos van en aumento, obligando a algunos distritos escolares, en especial en el noreste del país, a retomar los requerimientos y recomendaciones de uso de mascarillas por primera vez desde que finalizó el repunte invernal a causa de la variante ómicron, y en momentos en que la nación se aproxima al millón de decesos por la pandemia.

El regreso de las mascarillas en las escuelas no es tan generalizado como en la primera parte de la pandemia, en especial ahora que ha decaído la preocupación del público en torno al virus. Pero distritos en Maine, Nueva Jersey y Pensilvania han retomado el uso de cubrebocas, y algunos distritos en Massachusetts también los recomiendan incluso a pocas semanas de que concluya el año escolar.

El distrito escolar más grande de Maine, en Portland, anunció esta semana el regreso de mascarillas, y el superintendente Xavier Botana señaló que era “lo más seguro en estos momentos” en medio del aumento de infecciones. Las escuelas en Bangor, Maine, también retomaron el requerimiento universal de mascarillas.

Escuelas secundarias en los suburbios de Pittsburgh y en Montclair, Nueva Jersey, también anunciaron el regreso de mascarillas, aunque sólo por esta semana. Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés), la mayoría de los condados del país considerados con niveles “elevados” de COVID-19 se encuentran en el noreste.

Las autoridades también recomiendan el uso de mascarillas en escuelas de partes de Massachusetts que han registrado altos niveles de contagio de COVID-19.

Las reacciones han ido desde el apoyo hasta la molestia. En la página de Facebook de la escuela secundaria Woodland Hills, en los suburbios de Pittsburgh, una mujer se refirió al cambio como “absurdo”.

Diana Martinez y Owen Cornwall, quienes tienen una hija que cursa el primer grado en la Escuela Graham and Parks, en Cambridge, Massachusetts, han estado cumpliendo con la recomendaciones del uso de mascarillas.

“Estamos muy contentos con esto. Nos da un poco de tranquilidad”, dijo Martinez, de 43 años, profesora en la Universidad Tufts. “Creo que los padres generalmente tienden a usarlas y eso nos hace sentir tranquilos. Es lo mismo en nuestro preescolar. Habrá un par de padres que no le pongan mascarillas a sus hijos, pero nosotros sí lo haremos”.

Los casos diarios notificados en Estados Unidos promedian 79.000, un 50% más que hace dos semanas, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins. Se trata de una fracción del número de casos diarios registrado hace pocos meses, cuando se superaron los 800.000.

Estados Unidos se está acercando al millón de muertes por COVID-19. En todo el mundo se han producido más de 6 millones de muertes en la pandemia, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

NUEVA YORK (AP) — Las autoridades de salud estadounidenses reiteraron el martes su recomendación de que todos se pongan las mascarillas en aviones, trenes y autobuses para frenar el contagio del coronavirus, a pesar del fallo de una jueza que levantó la obligación.

Todas las personas de 2 o más años deben utilizar cubrebocas en el transporte público, incluyendo en aeropuertos y estaciones de trenes, recomendaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), citando las tasas actuales de contagio y proyecciones sobre tendencias futuras.

Durante meses, la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) hizo cumplir la obligación de que tanto los pasajeros como su personal lleven la mascarilla.

El gobierno reiteradamente prorrogó el mandato, y el más reciente iba a expirar el 3 de mayo. Pero una jueza federal en Florida anuló la norma el 18 de abril. Ese mismo día la TSA avisó que ya no haría la medida obligatoria.

Los CDC le pidieron al Departamento de Justicia apelar la decisión, y el departamento lo hizo. El martes, funcionarios de los CDC se negaron a comentar sobre el estatus de dicha apelación. Funcionarios del Departamento de Justicia no respondieron de inmediato a un pedido de comentario.

 

ST. PETERSBURG, Florida, EE.UU. (AP) — La decisión de una jueza federal de anular la obligación de utilizar mascarillas en todo Estados Unidos fue recibida con aplausos en algunos aviones, pero también con la preocupación de si realmente ha llegado el momento de poner fin a uno de los vestigios más visibles de la pandemia del COVID-19.

Las principales aerolíneas y muchos de los aeropuertos más concurridos del país eliminaron rápidamente sus requisitos el lunes, después de que la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), anunciara que dejaría de aplicar una orden de seguridad de enero de 2021 que se aplicaba en aviones, aeropuertos, taxis y otros medios de transporte público.

Sin embargo, el fallo les dio a esas entidades la opción de mantener sus reglas de cubrebocas, lo que resultó en directivas que podrían variar de una ciudad a otra.

Por ejemplo, los pasajeros de un vuelo de United Airlines de Houston a Nueva York pudieron dejar de usar mascarillas en el aeropuerto al salir y durante el trayecto, pero debían volver a ponérselas una vez que aterrizaran en el aeropuerto Kennedy o tomaran el metro.

En un fallo de 59 páginas, la jueza federal de distrito Kathryn Kimball Mizelle, con sede en Tampa, dijo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) se extralimitaron en su autoridad al emitir la orden de salud original en la que se basó la directiva de la TSA. Agregó que la orden tenía fallas graves, porque los CDC no siguieron los procedimientos adecuados para la elaboración de reglas.

Mizelle, designada por el expresidente Donald Trump, afirmó que el único remedio era desechar el mandato para todo el país, porque sería imposible terminarlo sólo para las personas que objetaron en la demanda que llevó al fallo.

La Casa Blanca dijo que la orden del uso de cubrebocas ya “no está vigente en este momento” y calificó la decisión de la corte como decepcionante.

El Departamento de Justicia se negó a decir si buscaría una suspensión de emergencia para bloquear la orden de la jueza. Los CDC también se negaron a comentar.

WASHINGTON (AP) — El gobierno estadounidense presentó el jueves su plan largamente esperado de prohibir los cigarrillos mentolados y los cigarros saborizados, destacando los perjuicios que causan a la población negra y juvenil.

“Las normas propuestas ayudarán a impedir que los niños sean la próxima generación de fumadores y ayudarán a los fumadores adultos a dejar el hábito”, dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, en un comunicado.

Añadió que la prohibición sería un “paso importante hacia la equidad en la salud” al reducir las disparidades en el consumo del tabaco.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) dijo que la eliminación de los cigarrillos mentolados impediría entre 300.000 y 650.000 muertes por tabaquismo a lo largo de 40 años.

Más de un tercio de los cigarrillos vendidos en Estados Unidos son mentolados, y los principales consumidores son personas negras y jóvenes. Se ha demostrado que el efecto refrescante del mentol enmascara la aspereza del tabaco, facilita contraer el hábito y dificulta abandonarlo.

La FDA ha intentado en varias ocasiones eliminar el mentol, pero ha enfrentado la oposición de las grandes tabacaleras, legisladores e intereses políticos bajo gobiernos de ambos partidos.

Grupos antitabaco y promotores de los derechos civiles han demandado a la FDA por demorar medidas en respuesta a pedidos anteriores de prohibir el mentol.

La FDA también intentará prohibir el mentol y decenas de sabores como la uva y la fresa de los cigarros, cada vez más populares entre los jóvenes, en particular los adolescentes negros.

Las propuestas de la agencia serán apenas los borradores iniciales. La FDA recibirá opiniones antes de emitir las normas finales, que podrían enfrentar años de apelaciones legales de las tabacaleras.

Joyce Ares acababa de cumplir 74 años y se sentía lo más bien cuando decidió dar una muestra de sangre para una investigación en marcha. Para su sorpresa, los resultados indicaron que tenía indicios de un cáncer.

Luego de un nuevo análisis, de una tomografía y de una biopsia, se le diagnosticó un linfoma de Hodkin.

“Lloré”, cuenta Ares, una agente de bienes raíces jubilada de Canby (Oregón). “¿Y ahora qué hacemos?”, se preguntó.

Ares se había ofrecido como voluntaria para participar en un análisis de sangre experimental, que algunos promueven como una nueva frontera en la detección del cáncer. Busca indicios de cáncer en fragmentos de ADN obtenidos de las células de tumores. Esos exámenes, conocidos como biopsias líquidas, ya se usan en los pacientes con cáncer para decidir tratamientos y ver si reaparecen los tumores.

Ahora, una empresa promueve sus análisis de sangre en personas sin indicios de la enfermedad como una forma de detectar tumores en el páncreas, los ovarios y otras zonas para las que no hay métodos de detección recomendados.

No está claro hasta qué punto estos análisis pueden resultar útiles. Pero en base a los progresos en la secuenciación del ADN y la obtención de datos, la empresa californiana Grail y otras firmas quieren comercializarlos.

Investigadores del gobierno estadounidense planean un experimento en gran escala --que podría durar siete años y contar con la participación de 200,000 personas-- para determinar si estos análisis pueden detectar el cáncer lo suficientemente temprano y salvar vidas.

“Pintan muy bien, pero no tenemos suficiente información”, comentó la doctora Lori Minasian, del Instituto Nacional del Cáncer, que participa en la planificación de la investigación. “No tenemos información que indique que reducirán el riesgo de morir por un cáncer”.

Grail está mucho más avanzada que otras empresas y ya hay 2,000 médicos dispuestos a recomendar su análisis, que cuesta 949 dólares. La mayoría de los seguros médicos no cubren ese gasto. Los análisis no tienen por ahora el aval de las autoridades médicas de Estados Unidos.

Experimentos similares en el pasado no arrojaron resultados alentadores. Uno entre niños realizado en Japón en el 2004 indicó que no salvaban vidas. El año pasado, por otro lado, una investigación de 16 años en la que participaron 200,000 mujeres en el Reino Unido reveló que chequeos periódicos en busca de cáncer de ovarios no incidían en las probabilidades de morir.

Además, las pruebas de detección de cáncer pueden generar falsos positivos. Y en los hombres, las tomografías pueden provocar incontinencia o impotencia, tan solo para detectar un cáncer de próstata que crece muy lentamente y no causa demasiados problemas.

La evidencia disponible indica que las pruebas para detectar cáncer de pecho, cervical y del colon son tal vez más recomendables. También para los fumadores que pueden sufrir cáncer de pulmón.

Hay muchas pruebas para detectar tipos específicos de cáncer, aunque no para todos. Los nuevos análisis de sangre, en cambio, pueden detectar varios de una sola vez, lo que constituye una ventaja, según el ejecutivo de Grail Joshua Ofman.

“Podemos detectar cuatro o cinco tipos de cáncer, pero hay muchas muertes por tipos de cáncer que no buscamos”, sostuvo Ofman.

El doctor Tomasz Beer, de la Oregon Health & Science University de Portland, encabezó el estudio en el que participó Ares en el 2020. Tras un duro invierno de quimioterapias y radiación, los médicos le dijeron que el tratamiento había sido un éxito.

Si bien en algunos de los participantes en el estudio se detectó un cáncer tempranamente, abundaron los casos en los que los análisis de sangre dieron paso a tomografías en las que no se encontró nada, lo que puede indicar un falso positivo o la presencia de un cáncer misterioso que aparecerá más adelante. Hubo asimismo casos en los que se detectó un cáncer avanzado o agresivo, según Beer.

Ares se siente muy afortunada, pero es imposible saber si su análisis de sangre le agregó años a su vida o no cambió nada, de acuerdo con Barry Kramer, de la Lisa Schwartz Foundation for Truth in Medicine y exdirector de la División de Prevención del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer.

“Ojalá que Joyce se haya beneficiado”, declaró Kramer. “Pero, lamentablemente, no podemos saber si así fue”.

Los tratamientos de cáncer pueden tener efectos a largo plazo “y no sabemos con qué velocidad hubiera crecido el tumor”, agregó. Los tratamientos del linfoma de Hodgking son tan efectivos que demorar el tratamiento hasta que surjan los síntomas puede haber tenido el mismo resultado.

Por ahora, los expertos dicen que el análisis de sangre de Grail no representan un diagnóstico de cáncer, sino que un resultado positivo genera nuevos exámenes y biopsias.

EVH Impresa

GALERÍA DE VIDEO

FOLLOW US

 
   

 

Video de hoy

Interviews with El Vocero Hispano: Christy Buck / Be Nice.

Edith Reyes interviews Christy Buck, founder and executive director of Be Nice. about suicide awareness, the symptoms, and when and how to seek help. If you or someone you know is experiencing depression or a mental health illness and need help, call 1-800-273-8255. For more information about be nice. visit ? benice.org.

FOTO NOTICIAS